Los genes también votan

En el libro también se analiza el ejercicio de la política y el mundo de las ideas; como los suecos han conseguido una clase dirigente notable y cómo influyen los mensajes demagógicos. “La biología”, asegura el autor, “salvo errores cromosómicos graves, no determina nada. Abre un universo de opciones para que analicemos cómo funciona la circuitería del cerebro que está en la prescripción génica”. Pero la verdad es que los genes también votan.

Continuar leyendo …