El horror sin fin de Boko Haram

A su habitual táctica de guerra de guerrillas, con ataques rápidos y efectuados con pocos milicianos, los yihadistas han añadido el uso de “suicidas” para mantener su poder de desestabilización. En los últimos seis años, Boko Haram ha enviado a 434 personas, la mayoría mujeres y niñas, a hacerse explotar con cinturones bomba en cuarteles militares, campos de desplazados, mercados o mezquitas. Según un estudio sobre el grupo nigeriano de Combating Terrorism Center junto a la Universidad de Yale, la banda incrementó de forma radical el uso de estos ataques suicidas, que han provocado 2.300 muertos, desde el secuestro de las niñas de Chibok en el 2014. La razón principal: la publicidad. Según el informe, la indignación mundial por el secuestro de las 219 niñas y la campaña viral Bring Back Our Girls, convenció a la facción liderada por Abubakar Shekau de incrementar el uso de niñas-bomba. Los secuestros masivos crecieron en paralelo. El Gobierno de Nigeria estima que en los últimos tres años unas 10.000 mujeres y niñas han sido secuestradas y la ONU sitúa la cifra en al menos 4.000.

Continuar leyendo …

Es bueno probar cosas nuevas | Blog Africa no es un pais | EL PAÍS

Desde Ghana nos llega buen hip hop de la mano de Kobi Onyame. Desde hace tiempo, este artista se mueve entre su país y Reino Unido y es responsable de un sonido muy interesante que aúna ritmos propios de África del Oeste con hip hop. Para su nuevo sencillo, Still we rise, -perteneciente al álbum Gold, publicado en septiembre de 2017- ha buscado la colaboración de Wanlov the Kubolor, uno de los integrantes del dúo Fonk bois. Ambos también han dirigido el vídeo presentación del tema que recoge un viaje hacia las alturas de las montañas de Aburi, en la Región Oriental de Ghana. No es la primer vez que los dos artistas colaboran y componen juntos y, hasta ahora, el resultado ha sido muy bueno. Además, en esta ocasión añaden un pequeño guiño a Bob Marley, que nunca está de más.

Continuar leyendo …

Todo el mundo baila | Blog Africa no es un pais | EL PAÍS

Nakhane nos adelanta su nuevo álbum, You will not die, que saldrá próximamente a la venta, con la publicación del vídeo de Interloper. Un visual lleno de reminiscencia de los años 90 en el que el artista luce un traje brillante y aparece rodeado por un coro que termina sucumbiendo a sus encantos. Como siempre, se trata de un trabajo minimalista y abierto a muchas interpretaciones. El sudafricano nos provoca una vez más, en esta ocasión con un tema que habla de los celos irracionales y el sexo anónimo, para lo que no duda en jugar con un coro de góspel.

Continuar leyendo …

Es bueno probar cosas nuevas | Blog Africa no es un pais | EL PAÍS

Desde Ghana nos llega buen hip hop de la mano de Kobi Onyame. Desde hace tiempo, este artista se mueve entre su país y Reino Unido y es responsable de un sonido muy interesante que aúna ritmos propios de África del Oeste con hip hop. Para su nuevo sencillo, Still we rise, -perteneciente al álbum Gold, publicado en septiembre de 2017- ha buscado la colaboración de Wanlov the Kubolor, uno de los integrantes del dúo Fonk bois. Ambos también han dirigido el vídeo presentación del tema que recoge un viaje hacia las alturas de las montañas de Aburi, en la Región Oriental de Ghana. No es la primer vez que los dos artistas colaboran y componen juntos y, hasta ahora, el resultado ha sido muy bueno. Además, en esta ocasión añaden un pequeño guiño a Bob Marley, que nunca está de más.

Continuar leyendo …

“Mi suerte fue no cruzar Libia. Me salvó de la prostitución” | Planeta Futuro | EL PAÍS

Flint no consigue quitarse de la cabeza la voz de una mujer, su compatriota, que un día le pidió auxilio entre sollozos. No quería ser prostituta, pero no tenía elección: una deuda importante de dinero pendía sobre ella y, de no pagarla, habría acabado muerta. “Sabía que terminaría vendiendo su cuerpo, pero no podía hacer nada para ayudarla. Me sentí fracasada y su voz aún me persigue”.

Continuar leyendo …

Un rugir de tripas causado por el odio – Missing Food

Cuando la banda fundamentalista nigeriana llegó a su aldea, se quedó con todo. “Nos quitaron nuestros animales, nuestro modo de vida. Teníamos miedo de ir a cultivar el campo, si intentabas ir te golpeaban o directamente te disparaban”. El miedo a Boko Haram ha provocado una ola de hambre sin precedentes en el noreste de Nigeria y los alrededores del Lago Chad. Al menos 2’6 millones de personas han huido de sus casas —como Fanna, la mitad se ha instalado en la ciudad de Maiduguri— y siete millones de personas dependen de la ayuda humanitaria, más de cinco de ellos en el noreste de Nigeria.

Continuar leyendo …