Homosexuales orgullos y valientes | Cultura | EL PAÍS

“Para mí el World Pride era una excusa para contar la historia de estas seis personas”, confiesa González Molina. “De alguno sabemos más, de otros, como Timo, de quien tenemos pocos datos hasta que llega a Madrid a competir en los juegos LGTB+… Me he quedado apenado porque en el montaje algunos han perdido mucho”. Hay personajes que agarran el alma del espectador, como Muganzi, que cada vez que habla suelta puñaladas dialécticas, como cuando ve a los dos rusos besándose y pregunta: “¿Cómo elegimos no ver el amor?”. O justo la de estos chavales, que viven con miedo a que descubran su relación a orillas del Volga en la quinta ciudad más poblada de Rusia, la localidad en la que nació Máximo Gorki, y donde González Molina y su equipo fueron retenidos unas horas. “De repente, mientras filmábamos cómo Nick y Max se despedían de sus amigos, se acercó un policía y nos empezó a decir que faltaba un papel del visado”, recuerda el director. “Curiosamente, apareció de la nada un traductor de castellano para, según él, ayudarnos. Pasamos siete horas en comisaría. Yo nunca me preocupé por mí, pero sí por ellos, y en la cara de Nick, por ejemplo, se reflejaba su terror”.

Continuar leyendo …

Matrimonio igualitario disminuye tentativa de suicidios en comunidad LGBT, dice estudio – Derechos Humanos

Por su parte, en Australia los estudios revelaron que la reciente aprobación de la unión legal entre personas del mismo sexo podría salvar las vidas de unos 3 mil jóvenes por año. Esto ocurrió durante las votaciones para legalizar esta acción legal para la comunidad LGBT en ese país.

Continuar leyendo …

“Me gusta tener dos papás”: así vive y ama una familia homoparental en México – Especiales

La directora nos dijo literalmente: “si quieren seguir en esta escuela, uno de los dos debe estar inexistente en la vida de la niña, no pueden venir nunca a ningún evento o festival juntos, no pueden socializar con otros padres de familia, renunciarían a todo evento social de la escuela y prácticamente sólo uno de nosotros podía entrar y recoger a la niña”.

Continuar leyendo …