Reino Unido quiere deportar a una jamaicana que lleva 50 años en el país

A Paulette no le dieron un documento con los detalles de la decisión del ministerio del Interior cuando fue liberada del centro de detención, algo fuera de lo normal. Ashwell, su asistente social, dice que lo ha solicitado muchas veces, pero que no ha obtenido respuesta. Sólo este asistente social dice que ha trabajado con al menos 40 casos similares de gente que lleva décadas viviendo en el país pero que no tiene nacionalidad británica. “Es muy difícil comunicarse con nadie del ministerio del Interior”, añade Ashwell. “Es difícil ponerte en contacto por teléfono y nunca hablas con la persona que toma la decisión porque esos números no se dan. Siempre hablas con un intermediario”.

Continuar leyendo …