Galicia salda su deuda con Man, el ermitaño que murió con el ‘Prestige’ | España | EL PAÍS

Los continuos saqueos del refugio tras la muerte de Man han acabado también con muchas de las reliquias que él colgaba con hilos de las vigas del techo. Creaba sus esculturas con todo lo que le regalaba la marea, desde esponjas hasta huesos de mamíferos marinos; desde maderas y restos de naufragios hasta redes de pesca y botellas de lejía. Pero sobre todo trabajaba con los “bolos”, las piedras redondeadas por el mar que aquí forman unas playas que no son de arena llamadas “coídos”.

Continuar leyendo …