India: La innovación budista para adaptarse al cambio climático | Planeta Futuro | EL PAÍS

Jean Paul es un experimentado viajero francés que conoce bien el Tíbet y es un apasionado de la región ladakhi. El verano pasado, al visitar el lago Tsokar, uno de los lugares favoritos para la observación de aves migratorias, se llevó una desagradable sorpresa: el lago estaba prácticamente seco. Según le explicaron los lugareños, era la primera vez que lo veían así. La grulla de cuello negro, un ave mítica en el budismo tibetano, estaba ausente, y solo algunos asnos salvajes merodeaban alrededor de lo que era ahora un humedal seco. La sorpresa de Jean Paul se podría explicar por la combinación del descenso de nevadas y un aumento sostenido, muy importante, de las temperaturas.

Continuar leyendo …

Isabel de Yugoslavia viaja a Nueva York para rescatar a su nieta de una secta sexual | Gente y Famosos | EL PAÍS

El pasado viernes, la autoridades de Nueva York detuvieron, en relación con estos mismos hechos, a la actriz Allison Mack, conocida por su papel en la serie Smallville. El motivo de la detención es su presunta implicación en la secta Nxivm. En un comunicado, el fiscal del distrito este de Nueva York, Richard P. Donoghue, explicó que la actriz “reclutó a mujeres” para que se unieran a un supuesto grupo de tutoría femenino “creado y liderado” por Keith Raniere.

Continuar leyendo …

David Bowie en el Tíbet | Cultura | EL PAÍS

No estamos ante un himno para las barricadas: recoge los últimos pensamientos de un monje tibetano, disparado por soldados chinos. En realidad, la simpatía de Bowie por el budismo venía de los años 60, tras devorar los textos de Jack Kerouac y otros autores beat. Le pegó fuerte el libro Siete años en el Tíbet, del nazi Heinrich Harrer. Pensó en retirarse a un monasterio budista pero le disuadió su amigo Chime Rinpoche, refugiado tibetano en Londres. En su primer LP (1967) incluyó Silly Boy Blue, sobre un aprendiz de lama.

Continuar leyendo …

Tres muertos en un ataque con catanas en un templo japonés | Blog Mundo Global | EL PAÍS

“De vez en cuando él rompía a llorar o se ponía a gritar. Creo que era una persona inestable emocionalmente”, ha asegurado una fiel al santuario a la prensa local. A su lado, otra mujer comentaba: “Siempre estuve preocupada de que algo así pudiera ocurrir algún día, pero de todas formas sigo en shock”.

Continuar leyendo …