La amenaza de las nuevas drogas ‘silenciosas’ llega a España | Blog Diario de España | EL PAÍS

La otra realidad para los expertos es que cada vez son más los jóvenes que buscan “colocarse” más rápido y para ello utilizan concentraciones todavía mayores de THC, por lo que recurren al aceite de hachís o también llamados BHO (Butane Hash Oil) para poner una gota en la punta de un cigarro de cannabis para fumarlo. Como resulta muy fuerte para los pulmones, algunos prefieren vaporizar el aceite a través de cigarrillos electrónicos. “No es difícil encontrar en internet tutoriales para extraer del cannabis el aceite, y para llevar a cabo este proceso se utilizan gases inflamables, como el butano, que lo hacen notablemente peligroso”, explica el profesor.

Continuar leyendo …