Hispano recupera $44,000 en salarios no pagados en El Bronx | El Diario NY

Origen: Hispano recupera $44,000 en salarios no pagados en El Bronx | El Diario NY

Mexicano vivió seis años en un sótano a cambio de trabajar largas jornadas en labores de mantenimiento en un edificio, en un hecho de explotación laboral
Hispano recupera $44,000 en salarios no pagados en El Bronx
José Rodríguez recibió $44,000 de salarios no pagados.
FOTO: SUMINISTRADA

En el 2010 el “super” de un edificio en El Bronx le ofreció a José Rodríguez vivir en un cuartito en el sótano del lugar, sin remuneración, a cambio de ayudar en las labores de mantenimiento y limpieza del inmueble de 70 apartamentos. Al mexicano la idea le sonó muy bondadosa, pero no solo terminó trabajando largas jornadas los siete días de la semana, incluso a altas horas de la noche, sino que luego de llevar seis años allí, lo golpearon y terminaron corriéndolo, sin siquiera poder sacar sus cosas.

Tras varios meses viviendo literalmente en la calle, el inmigrante mexicano fue a parar a un albergue, donde lo contactaron con la organización Latino Justice, que entabló una queja ante el Departamento de Trabajo del estado para exigir el pago de salarios del trabajador, y tras una lucha de más de 15 meses, logró conseguir $44,000.

Un día me corrieron y me dijeron que ya no me quería ahí el dueño. Como no me quise ir, me rompieron los cables de la televisión, me echaban agua en la cama, me golpearon en la cabeza, me tumbaron la puerta del cuarto y me cambiaron la cerradura”, recordó el inmigrante, quien el mes pasado cumplió 68 años. “Cuando me quedé sin nada empecé a investigar quién podía ayudar y lucharon por mi caso”.

Jackson Chin, abogado de Latino Justice y quien manejó el caso de Rodríguez, explicó que interpuso la queja apoyado en la Ley del Salario Mínimo del estado, que advierte que toda persona, sin importar su estatus migratorio, tiene el derecho a recibir remuneración por su trabajo, y enfatizó que es ilegal ofrecer vivienda por trabajo.

Si alguien trabaja tiene el derecho a un pago, eso dice la ley y tenemos que educar a la gente para que entienda que una sociedad moderna no puede regresar a la sociedad medieval y que un casero no puede poner a trabajar a alguien y quiera evitar pagar solo por dejar vivir a esa persona en un sótano o por darle comida”, dijo el defensor. “Lo que parece un gesto bueno se vuelve explotación, especialmente cuando alguien trabaja siete días a la semana, 50 horas. Eso tiene que pagarse. Es la ley moderna y existe desde los 40”.

 

 

Es un delito

El Departamento de Trabajo de Nueva York, que tiene una unidad de ayuda de salarios no pagados, advierte que los empleadores que no cumplen con sus obligaciones salariales están cometiendo un delito, considerado menor y hace un llamado a que las víctimas presenten sus reclamos.

“El Departamento ayuda a cobrar los salarios adeudados a los trabajadores que no han recibido el salario mínimo, una vez que nos presentan un reclamo. Los especialistas laborales investigan y se esfuerzan por recopilar estos reclamos por salarios pendientes de pago, salarios retenidos, deducciones ilegales y también hacemos cumplir las reglas que prohíben a los empleadores tomar sobornos ilegales de los salarios”, adviertió ese organismo.

El abogado comentó que en el caso de Rodríguez, inicialmente exigieron $98,000, pero al final, en noviembre del año pasado se llegó a un arreglo con el dueño del edificio por casi el 50%, cantidad que fue entregada en tres cheques. El último lo recibió el trabajador la semana pasada, quien luego de casi 20 años de haber abandonado su natal Puebla para vivir en la Gran Manzana, este viernes se regresará a su país, con la esperanza de empezar una nueva vida.

El mexicano José Rodríguez, de 68 años, recibió $44,000 de salarios no pagados, ayudado por Latino Justice

“Ese dinero me sirve para empezar algún negocito allá. Vamos a ver qué hace falta”, comentó Rodríguez, quien dejó a su hijo siendo apenas un niño y quien envió un mensaje a quienes son víctimas de explotación. “Que peleen por sus derechos, porque muchas veces nos agarran así, por necesidad, nos ponen a trabajar y nos dan cualquier cosita, pero hay que pedir justicia”.

Y para los inmigrantes que temen exigir sus derechos, el abogado Chin aseguró: “la ley es la ley y los derechos son los derechos para cualquier persona, sin importar si son documentados o indocumentados”.

 

Dónde pedir ayuda

  • Si usted tiene una queja acerca de su empleador, no dude en llamar al 311 y solicitar la Oficina de Normas Laborales del Departamento de Asuntos del Consumidor
  • El Departamento de Labor del Estado ofrece ayuda en la línea 888-469-7365 o a través de la página https://www.labor.ny.gov/home/
  • Asimismo puede llamar a la línea del distrito de Nueva York al 212-775-3880
  • Puede llamar a Latino Justice al 212 7397574