Madonna, la diva de la destrucción de inodoros de hotel

La reina del pop tiene una curiosa y cara manía antes de hacer un check out

Origen: Madonna, la diva de la destrucción de inodoros de hotel

Madonna, en uno de sus trabajos. (Twitter)
Barcelona

Ponerse al nivel musical de Madonna es un reto que pocas divas han conseguido, y más si su intención es quitarle la corona de reina del pop que, a punto de cumplir 60 años, sigue paseando con determinación por todas las plazas por las que se mueve. La intérprete y empresaria americana ha hilvanado una marca personal difícil de destruir, pero que cobija- como toda celeb que se preste algunas- extravagancias que hacen todavía más complicado pronosticar donde termina el personaje y empieza la persona. Y hablando da destruir, sí, la cosa esta vez va por la senda de lo más salvaje.

Exponer en un solo artículo las manías de esta diva del pop en todos sus años de carrera implicaría un reportaje dominical más completo, así que nos vamos a quedar con su cara B a la hora de aterrizar en los hoteles, donde la cantante tiene un listado más bien curioso de excentricidades, especialmente una de ellas que es la que más nos ha llamado la atención para hacerle protagonista de esta nueva entrega de celebs con dos caras.

Grammy 2015. Madonna cantó Rebel heart vestida de torera y escenificó un ruedo
Grammy 2015. Madonna cantó Rebel heart vestida de torera y escenificó un ruedo (GTRESONLINE)

Sus manías en un hotel

Una de sus exigencias en cualquier hotel que se preste es modificar el mobiliario de la habitación a su gusto algo que, en menor o menor medida, significa un capricho que hemos realizado el resto de mortales. Hasta aquí todo parece en orden, incluso en otra de sus manías que consiste en hacer cerrar las luces del jardín para que pueda ver y disfrutar mejor de las estrellas. Compramos. Siempre y cuando te alojes en un hotel con jardín, claro está.

Otra de las exigencias del guión de Madonna cuando se alberga en un hotel es que la habitación esté decorada con rosas blancas que estén recién cortadas y todas ellas a una medida exacta. Y ahora viene el redoble de tambores porque si creéis que este capricho es de los de armas tomar, prestad mucha atención a la petición que viene a continuación y que nos traslada directamente hasta el cuarto de baño.

Madonna durante una de sus actuaciones.
Madonna durante una de sus actuaciones. (.)

Una ‘destrozabaños’ a ritmo de pop

Y es que cuando Madonna hace el check out en un hotel tiene que comprobar como su séquito personal retira y destruye- no es ninguna broma- el lavabo que ha usado en su habitación, algo que suponemos es pactado previamente con el personal del hotel porque sino sería la mujer más buscada por destrucción de baños. El motivo es que la diva del pop no quiere que nadie se haga millonario vendiendo o subastando el altar donde ha hecho sus necesidades. Ni más ni menos.

Un capricho que no debe ser barato un mucho menos cómodo, hasta el punto de recomendarle que haga como la actriz Winona Ryder que, tal y como expusimos en otro artículo, se lleva la vajilla de casa cada vez que tiene que ir a un restaurante para evitar el contagio de gérmenes. También es de esperar que Madonna use siempre el mismo inodoro del hotel, porque si varía según la necesidad la pataleta puede acabar en una destrucción masiva y obras para meses en el complejo, cual Santiago Bernabeu cada vez que hay una final de Copa.

La cantante Madonna posa en los premios de música Billboard Music en Las Vegas.
La cantante Madonna posa en los premios de música Billboard Music en Las Vegas. (Jeffrey Mayer)

Otros ilustres maníacos en los hoteles

Para los amantes de la cantante americana deciros que no es la única que se pone quisquillosa a la hora de alojarse en un hotel. Ahí van algunos ejemplos que bien podrían haber tenido también una pieza propia: Katy Perry ha reconocido que tiene tendencia a llevarse las almohadas a su casa; Miley Cyrus pide que su habitación este aromatizada con olor a vainilla y que esté decorada con cientos de rosas; Julia Roberts solo se baña con agua mineral; Jennifer López se lleva sus propias sábanas porque se ve que la actriz y cantante no puede dormir en telas hechas con menos de 250 hilos; Lady Gaga viaja con su pareja pero se hospedan en habitaciones separadas y, en la suya, tiene que haber colgados carteles antiguos de sus artistas favoritos; mientras que, Mariah Carey, exige un gimnasio justo al lado de su suite con dos DVD en los que solo suene su propia música. Al final, siguiendo esta lista de excentricidades (y solo son algunos ejemplos), lo del inodoro ya no nos sorprende tanto. La diva del pop que, y perdonad por el chiste fácil, también lo es del pop…ó.

Maddona bromea con los medios en una aparición pública, en 2012
Maddona bromea con los medios en una aparición pública, en 2012 (FilmMagic)