Marclay y el poscolonialismo, estrellas del Macba en 2019 | Cataluña | EL PAÍS

Origen: Marclay y el poscolonialismo, estrellas del Macba en 2019 | Cataluña | EL PAÍS

El museo también dedicará exposiciones esta temporada a Posenenske y Takis

Tres visitantes interactuando con la obra 'Surround Sounds' de Christian Marclay.
Tres visitantes interactuando con la obra ‘Surround Sounds’ de Christian Marclay. MACBA

El sonido puede oírse, pero también verse. Y sentirse. Sobre todo con trabajos como los del artista visual suizo-americano Christian Marclay empeñado durante tres décadas en realizar composiciones en las que el sonido se manifiesta visualmente convertido en obras como The clock, una película de 24 horas en la que todo gira alrededor del tiempo que se ha convertido en una obra maestra desde que se estrenó en el año 2010 y que han llevado a Marclay a ser considerado uno de los nombres más relevantes de su disciplina en los últimos tiempos.

Marclay será el protagonista de una de las grandes exposiciones que celebrará el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, Macba, esta temporada. Comisariada por Tanya Barson, conservadora jefa del museo, la muestra (a partir del 12 de abril) permitirá conocer cómo Marclay crea una composición y su tendencia a buscar la participación y colaboración del público. Y lo hará a través de tres de sus obras más destacadas en las que emplea textos, partituras musicales, collages y obra gráfica: como Video Quartet (2002), en la que proyecta fragmentos de películas en cuatro pantallas a la vez; la instalación interactiva Chalkboard (2010) en la que el público escribe en una pizarra con un pentagrama que luego interpretan un grupo de músicos durante la exposición; Manga Scroll, (2010) una partitura vocal enrollada de 20 metros de largo y la inmersiva Surround Sounds (2014-2015), obra cumbre de su investigación sobre la onomatopeya.

“EL MUSEO SIGUE SU AMPLIACIÓN, PESE A LA PUGNA”

El Macba sigue su plan de ampliación previsto en el Plan Estratégico aprobado en octubre de 2014. Pese a la pugna que mantiene con el Ayuntamiento de Barcelona y el CatSalut para retener la Capilla de la Misericordia para acometer su esperada ampliación, el museo ha comenzado las obras de la cafetería que prevé inaugurar en verano en la planta baja del edificio Meier con vistas a la plaza dels Àngels. “Está en fase de licitación”, explicó el gerente del museo, Josep Maria Carreté, que aseguró “que el museo continúa con el Plan Estratégico pese a la pugna y no va retrasado”.

Por su parte, el director Ferran Barenblit dijo: “Veo imprescindible que el Raval Nord necesita un CAP en condiciones y el museo debe mantener su ampliación precisa y concreta”. El lunes y el martes próximos se reúne por primera vez la comisión de mixta de técnicos para encontrar una solución para el CAP y Macba.

'Oedipus and Antigone', de Takis (1953).
‘Oedipus and Antigone’, de Takis (1953). MACBA

La muestra no podrá contar con la obra su obra más conocida, The clock,“por expreso deseo del autor, que quiere que esta pieza se exponga separada al resto de su producción”, según Barson, por lo que, pese a que la muestra es la primera en diez años que se le dedica en España al artista, tendremos que conformarnos con recordar cuando esta “obra de arte” se vio en el Guggenheim de Bilbao, en la primavera de 2014.

El poscolonialismo es el protagonista de la segunda de las muestras (a partir del 17 de mayo) en la que, a partir de imágenes, se abordará la represión, la desposesión colonial y la cartografía política y la lengua como armas de control, además de los retos de la independencia y la condición poscolonial. Entre los artistas, Maria Thereza Alves, con acuarelas de frutos amazónicos que han perdido su nombre original; Mariana Castillo, con una obra a partir de un mapa de 1524 de la ciudad de Tenochtitlan y Jeffrey Gibson, con sus frases irónicas sobre el periodo colonial, entre otros.

El arte minimalista, pero contundente, de Charlotee Posenenske, heredera del constructivismo ruso que en los años cincuenta y sesenta desarrolló una serie de esculturas modulares realizadas en chapa metálica con aspecto de chimenea para salida de humos de bares y restaurantes con las que la autora ataca, de paso, al mercado del arte, al ponerlas a la venta por el precio de coste del material. La exposición llegará al Macba (a partir del 18 de octubre) después de verse en Nueva York y antes de itinerar por museos de Alemania y Luxemburgo.

La última de las grandes muestras programadas será la dedicada al autor griego Takis, alias de Panagiotis Vassilakis, pionero en la creación de formas artísticas utilizando el magnetismo la luz y el sonido, en la que será la primera exposición individual de este artista en Barcelona (a partir del 22 de noviembre).

Una de las obras de Posenenske.
Una de las obras de Posenenske. MACBA

Sin artistas locales

La exposición permanente de la colección (expuesta en la primera planta) seguirá siendo una de las grandes apuestas del Macba. “La inauguración en otoño de Un segle breu ha sido un punto de inflexión en el museo”, aseguró ayer el director del museo, Ferran Barenblit. Esta presentación verá cambios en los próximos meses. Se incorporará On subjectivity, de Antoni Muntadas (1978) y Niágara, de Roberto Obregón (1993), además de una pieza del venezolano Roberto Obregón y otra de Marcos Ávila Forero.

Para Barenblit, la programación para 2019 sigue la marca de identidad del Macba de realizar “una lectura no hegemónica del mundo del arte, las narrativas olvidadas, la participación del arte en los procesos que implican una progresión social y la relación del arte con la cultura popular”. Una programación en la que los críticos con la gestión del Macba pueden echar en falta a artistas y comisarios locales. “Se ha programado a Antoni Miralda y a Francesc Torres. Hasta abril puede verse la exposición de Plensa, y en 2020 está previsto otra de Fina Miralles”, se defendió Barson.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.