España lidera el mayor proyecto europeo de la historia contra la tuberculosis | Planeta Futuro | EL PAÍS

Origen: España lidera el mayor proyecto europeo de la historia contra la tuberculosis | Planeta Futuro | EL PAÍS

España lidera el mayor proyecto europeo de la historia contra la tuberculosis

30 organizaciones se unen en un consorcio científico internacional con la coordinación de la universidad Carlos III de Madrid. El proyecto tiene un presupuesto de 200 millones de euros

Prueba de la tuberculina.
Prueba de la tuberculina. PIXABAY

La tuberculosis es un asesino silencioso que viaja por el aire y que cada año penetra en más de 10 millones de personas. De ellas 1,5 millones mueren. Es la enfermedad infecciosa que más vidas se cobra. La bacteria que la provoca ha aprendido a burlar a los fármacos y ha desarrollado en muchas ocasiones variables superresistentes a ellos. Europa ha decidido dejar de ignorar esta realidad y hoy lanza el proyecto ERA4TB (European Regimen Accelerator for Tuberculosis). 200 millones de euros, 30 socios y 13 países con el objetivo de “transformar radicalmente la forma en la que se desarrolla el tratamiento para la tuberculosis”. Las tres patas de esta iniciativa son la Universidad Carlos III de Madrid, la farmacéutica GlaxoSmithKline y el Instituto Pasteur.

La novedad de esta iniciativa consiste precisamente en acortar los tiempos necesarios actualmente para diseñar nuevos tratamientos. Para ello, los diferentes grupos de trabajo testarán simultáneamente una docena de moléculas potencialmente efectivas contra la tuberculosis. La meta es conseguir llevar a ensayos clínicos al menos seis nuevos antibióticos y dos combinaciones de estos que sean tratamientos seguros y eficaces contra cualquier forma de esta enfermedad.

“Si este proyecto sale bien, en cuatro años vamos a tener resultados. Hasta ahora seguimos utilizando fármacos que tienen entre 40 y 70 años de antigüedad”, explica Juan José Vaquero, coordinador del proyecto y miembro del departamento de Bioingeniería e Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Carlos III. El tratamiento estándar de la tuberculosis consiste en la administración combinada de tres o cuatro antibióticos, todos ellos desarrollados hace más de 60 años. La duración mínima es de seis meses, aunque si la infección es del tipo resistente, puede alargarse hasta los dos años. “Es algo único que España vaya a liderar algo así en este campo, nunca se había visto”, asegura. El dinero sale del Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea y de la industria farmacéutica.

Vaquero apunta que el nacimiento de este consorcio científico lleva años gestándose y responde a la necesidad de que Europa tenga un papel relevante y aúne esfuerzos en la búsqueda de soluciones con Estados Unidos, hasta ahora el gran inversor. “En España hay una serie de grupos de investigación prestigiosos. Aquí en Madrid, se encuentran el Servicio de Salud Madrileño, que tiene una gran experiencia en experimentos en fase 1; una multinacional como Glaxo cuya sede de estudio de esta enfermedad está aquí y por último la Carlos III que tiene un camino recorrido en ingenieria bioquímica”, detalla.

La Universidad de Zaragoza acogerá una instalación nunca antes vista en una institución pública en la Unión Europea, diseñado específicamente para estudiar enfermedades graves para el ser humano

Los tentáculos de este macroproyecto no se quedan en la capital. La Universidad de Zaragoza acogerá una instalación nunca antes vista en una institución pública en la Unión Europea. Se trata de un entorno de seguridad biológica de nivel 3, diseñado específicamente para estudiar enfermedades graves para el ser humano. Es un laboratorio que reúne unas condiciones especiales: deben estar separados del resto, requiere que los científicos lleven prendas protectoras especiales, tiene unas condiciones de presión características, cuentan con doble puerta y una sala intermedia. Solo existe un tipo de instalaciones con un nivel mayor de protección que la que acogerá Zaragoza. Un grupo de trabajo de esta universidad ya presentó este verano los alentadores resultados de una posible vacuna contra esta dolencia, la primera en cien años.

¿Por qué ahora? “Siempre se ha considerado que es una enfermedad de países en desarrollo, pero ya todos somos conscientes de que si aparece resistencia antibacteriana pasa a ser un problema global. Tradicionalmente ha sido la gran olvidada porque la inversión en su investigación no tiene retorno. En la mayoría de las ocasiones, quien necesita los medicamentos no tiene dinero para pagarlos. Si no es por el esfuerzo de gobiernos, instituciones y algunas empresas no se podrían desarrollar nuevos fármacos”, apunta Vaquero. El consorcio todavía no ha dado detalles de cómo se comercializarán los fármacos resultantes de esta iniciativa.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.