Justin Bieber Changes review: New album finds the child star growing up, but there are still strings attached.

Origen: Justin Bieber Changes review: New album finds the child star growing up, but there are still strings attached.

No es un niño, no obstante un Loverman

El nuevo álbum de Justin Bieber lo encuentra corte suelto de la fama del niño, pero todavía hay ataduras.

Justin Bieber con una camisa blanca, sombrero negro, y una cadena de plata, luciendo un bigote.
Justin Bieber en Los Ángeles el 27 de enero.
Steve Granitz / WireImage

¿Puede ser una mera coincidencia que, al comienzo del año que sigue documental de Michael Jackson de HBO Dejando Neverland , tanto de los mayores nuevos documentales emergente estrella son en gran medida sobre las secuelas psicológicas de ser estrella de niño? En Taylor Swift señorita Americana en Netflix, que analiza por primera vez cómo el ser una celebridad adolescente detenido su desarrollo emocional e intelectual. Y en Justin Bieber estaciones en YouTube, lo cual ciertamente es menos exitoso en el que se presenta como un documental independiente, en lugar de una toma de promoción para su nuevo disco Cambios –admite que sus ansiedades y la actuación fuera y adicción a las drogas que los acompañaron en su adolescencia llegó a un punto en el que los miembros del personal estaban registrando en él en la noche para asegurarse de que aún respiraba. En las escenas que se sienten como todo-demasiado-directos de recordatorios propios de Jackson regímenes terapéuticos excéntricos , vemos Bieber se comprimen en una cámara de oxígeno hiperbárico. Y alrededor de las periferias de ambos Swift y las historias de Bieber, somos testigos de algunos de los adultos que han estado supervisando sus carreras desde la adolescencia temprana conseguir de nuevo en sus horarios del mundo del espectáculo después de períodos de retiro de reconocer sus preocupaciones, pero nunca ninguna culpabilidad por hundimiento estos niños en situaciones mucho más allá de lo que podían procesar sus cerebros en desarrollo.

La última vez, Swift y Bieber cada uno es apagada, álbumes que trató de hacer frente a sus pruebas de oprobio público, con su 2017 de la reputación y su 2015 Propósito . A pesar de un éxito comercial, recepciones de estos álbumes fueron por otro lado decepcionante. En el documental de Swift, que se muestra para hacer frente estoicamente con el hecho de que los Grammys su tenida en cuenta para las Grandes categoría nominaciones después de sus dos Álbum del Año gana. Estaciones comienza con Bieber la cancelación de la última etapa del Propósito gira mundial debido a algún tipo de colapso nervioso. Al final, cada uno de ellos de retorno con registros que invierten sus esperanzas para la renovación y la redención en el amor y la estabilidad internos. Para Swift, en el año pasado amante ,que es su relación con el actor británico Joe Alwyn, que en su mayoría se ha mantenido fuera bastante privada de sus letras autobiográficas. Para Bieber, en el viernes cambios , es su novela bastante más demostrativo y el matrimonio para modelar Hailey Bieber (de soltera Baldwin): En una reciente sesión de escucha Londres para el nuevo álbum, que hubba-hubba’d sobre la vida sexual de la pareja y, a continuación, dolorosamente , pidió a todas las personas individuales en la habitación para levantar la mano para que pudiera prometer que estaba orando por ellos.

En lo personal, mi alma es una masa de sangre y malvavisco, por lo que ambas historias de amor me hace sinceramente contento por las dos estrellas. Pero no del todo de la misma manera. Mientras Swift y Bieber se rigen por un conjunto de experiencias extrañas que sólo un puñado de personas en la historia del mundo podría nunca realmente entienden-Renée Zellweger acaba de ganar un Oscar por interpretar a uno de los pocos que podían -Son muy diferentes individuos. No se trata sólo de que Bieber es tan sólo una década fuera de ser el “ bebé”Que los fans chillando conocieron cuando él tenía 15 años, mientras que Swift es ahora una mujer de 30. Es que ella siempre fue un prodigio de clase media alta intencional de una granja de árboles de Navidad en Pennsylvania, mientras que él era un chico de un pequeño pueblo de Ontario la pobreza que fue explorado talento de distancia en un torbellino. La narración de Swift de su propia historia, tanto en el canto y entrevistas, irradia aplomo. Mientras tanto, la forma Bieber, en la serie de YouTube, alcances de las palabras de sus terapeutas y su iglesia, y, en letras, se apoya en sus co-escritores y pop lugares comunes, todo ello mientras físicamente espasmos y pifias y anida en su esposa como si fuera una especie de cámara de oxígeno materno sí misma, es mucho menos tranquilizador. Honestamente parece como un tipo muy dulce, al igual que todo el mundo en las estacionesdice, uno con un corazón enorme, un talento vocal a veces sorprendente, y una distracción Puppylike por cosas de rápido movimiento. Pero es mucho más difícil de estar seguro de que va a estar bien.

No me refiero a reducir el álbum de Bieber a un conjunto de síntomas. La necesidad de hacerlo proviene de la forma en que el estrellato infantil también infecta el resto de nosotros, que hacen los espectadores se sienten falsamente que hemos sido parte de la estrella de la mayoría de edad. Eso es parte de la dinámica abusiva Quiero rechazar. Es tentador, por ejemplo, para llamar a ex stand de Bieber y amigo cercano de Swift Selena Gómez, cuyo nuevo álbum Rare direcciones lo que ahora llama su relación, a veces emocionalmente abusivo , en el que Bieber está ahora reconoció que actuó “loco” y “imprudente”. Registro de Gómez exuda una vitalidad transmitidas de auto-descubrimiento, algo cambia tramos de pero sobre todo se pierde. Yo podría atribuir esta división al hecho de que Gómez, como Swift, es capaz de apoderarse de un 21 st plantilla -century del milenio feminista amor propio y la afirmación, algo para lo que Bieber, como un tipo blanco recta sobre todo a la deriva en los restos flotantes de sus propias decisiones malas, no tiene analogía. Por otro lado, se podría diagnosticar con la misma facilidad que Gómez se está beneficiando de un conjunto de productores que están contentos de participar con su creciente gama artística en un momento propicio para Latinx Crossover pop-al igual que Bieber en Propósitocosechado los frutos de tener el tipo correcto de tenor flexible para 2014-15 productores-danza-música electrónica a capa en sus sencillos. En la mitad de la década entre su disco anterior y éste, Bieber ha tenido su mayor impacto como artista invitado, el pastoreo pistas como DJ Khaled “ Soy Uno ” y 2017 canción del verano “ Despacito ” a la parte superior de los cuadros. Se ha convertido en una especie de efecto especial.

Estoy un poco persuadido por GQ crítico Max Cea que este motivo continúa en cambios -que cuando Bieber se une a los gustos de Quavo, Post Malone, Travis Scott, Lil Dicky, y Kehlani, la carga de ser Justin Bieber se siente un poco levantada. En lugar de testimonio de las estaciones de la cruz del niño-estrella, las canciones pueden ser sólo canciones. Gran parte del resto de las veces, los cambios es snoozy y sin compromiso, de acuerdo con la lectura de los críticos como Alexis Petridis de The Guardian y The New York Times’ Jon Caramanica que Bieber está tratando de hacer un ‘ocultos a plena vista’ no-retorno reaparición, que es la esperanza de volver a conectar con los aficionados sin provocar el delirio pop que “ lo siento ” o “¿Qué quiere decir ”lo hizo en 2015. La dificultad con que se cuenta no sólo las estaciones y la próxima gira, pero‘ delicioso ’, el chicle córnea única por la que libera no menos de siete vídeos (sin contar el juego de video ) y que aparece en el álbum en dos versiones diferentes.

“Delicioso” es el peor única importante de la carrera de Bieber. Pero vamos a escribir que fuera como un encuentro desafortunado de la actual fijación personales sexy-mujer-hombre de Bieber y sus cuidadores industria de la música deseo de lanzar un hueso a los aficionados sedientos de edad. En su mayoría los cambios está en su mejor cuando se hace eco de la declaración de Hailey en estaciones que no se puede estar enojado Justin porque está tan condenadamente linda. Es más lindo cuando se hace el R & B que siempre ha amado más, había una razón Usher era la persona que lo hizo entrar en la industria de la música.

“ Intenciones ”, con Quavo, es grande, siempre y cuando usted no escucha demasiado duro para su jerga visión de embarque, y es difícil no apreciar su descaradamente paces de decisiones de vídeo, en el que Bieber tiene sin hogar y personas de bajos ingresos que llora sobre las donaciones de caridad que dispensa sino que también permite poetas de la calle y los administradores del refugio hablan sus verdades. “ Habitual ”, co-producido por Puerto Rico reggaeton gigante Tainy, es lo mejor de varias pistas pulsantes synth-lavado del álbum, sobre todo porque se reconoce que el romance de Bieber conyugal puede o no puede ser su último “vicio”. “ Disponible”Es absolutamente demasiado adorable para reconocer su desesperación es mayor que la de su esposa, e instando a ella para llegar a casa con él pronto, pero también‘no velocidad’. Travis Scott es una presencia menor en la “ Segunda Emoción ” en comparación con la referencia Smokey Robinson que orienta fundamentalmente. Y Bieber da su más vocal de bravura en la guitarra acústica impulsada por “ ETA .,” Que idealmente habría terminado el disco en lugar de los neumáticos recauchutados varias Limper que le siguen. En todas estas pistas, su voz se desliza y pasos laterales entre las notas, como si él conoce los atajos que dejan a la mayoría de otros cantantes sonar como muggles que pueden no percibe la plataforma 9 ¾ y en lugar de tener que tomar el tren de cercanías.

Sin embargo, lo que él, Hailey, y sus colaboradores estudio más cercanos, como el productor y cantautor Poo Bear, le gusta más estar sacando todavía se ve comprometida por el manager Scooter Braun (propio enemigo reciente más de Swift de elección) y la relación de servidumbre de Bieber a UMG-Def Jam-RBMG. No pretendo entender esa serie de enredos. Pero hasta que Bieber puede emanciparse de ellos, siempre será difícil, así, “beliebe” en él como algo más que un unicornio musical que ha interiorizado su papel como animal de carga. Los cambios no alivia la angustia de este oyente que como alguien que sin duda, es de esperar, tiene los medios prácticos para escapar, Bieber se siente demasiado abatido para cortar las cuerdas y decir-hacer referencia a otro grupo de víctimas de despedida unthreatening-niño-estrella, adiós, adiós. 



Deja una respuesta