Julian Assange y Stella Morris: Los nuevos detalles de un amor prohibido y dos embarazos secretos en la embajada

La abogada ha contado en una entrevista a la televisión australiana cómo fueron los inicios de su noviazgo y cómo se ocultaron las dos paternidades de Assange

Stella Morris y Julian Assange (LVD)

LAURA VILLARINO, BARCELONA 23/06/2020 20:31 | Actualizado a 23/06/2020 20:55

Los nuevos detalles de un amor prohibido entre Julian Assange y ...
2/7 El fundador de Wilileaks, Julian Assange (AFP / AFP)

Después de que las autoridades suecas ordenaran su detención por dos supuestas violaciones en 2012, que el activista ha negado en todo momento y ha tachado de falso pretexto para hacerle pagar por otros delitos, comenzó su vida como cautivo en la embajada de Ecuador en Londres, en la que recibió asilo para evitar que se le extraditara.

Aunque la vida de Assange fue un puro misterio para casi todo el mundo durante los siete años que estuvo encerrado allí, tras su captura en 2019 por las autoridades británicas por incumplir algunas de las condiciones de su asilo, comenzaron a conocerse algunos detalles, como que había sido padre dos veces con la abogada sudafricana Stella Morris, su prometida desde 2017.

Los nuevos detalles de un amor prohibido entre Julian Assange y ...
3/7. Momento de la detención de Julian Assange (YoTube/ RT)

Según ha contado ahora la letrada, que comenzó su romance con el activista en 2015 cuando trataba de detener su extradición a Estados Unidos y tuvo a sus hijos Gabriel Max -de tres años y un año- en secreto mientras él seguía encerrado, se siente “muy afortunada” de haber conocido al fundador de Wikileaks y haber formado esa pequeña familia sobre la que ha hablado en una entrevista.

Los nuevos detalles de un amor prohibido entre Julian Assange y ...
Stella Morris en su entrevista australiana (’60 minutes’ Australia)

“Fuimos haciéndonos cada vez más amigos, veíamos películas juntos y me encantaba pasar tiempo con él. Fue muy romántico y muy dulce conmigo”, ha asegurado Morris en el programa 60 Minutes de la televisión australiana, donde también ha admitido que las cosas no siempre fueron sobre ruedas en su relación sentimental: “No fue fácil, pero cuando estás con alguien que amas puedes hacer posible situaciones imposibles”.

Según la joven sudafricana, todo su romance fue llevado en secreto dentro de aquellas habitaciones de la embajada que no disponían de cámaras de seguridad, el despacho y el dormitorio. Por ese motivo, cuando conoció que estaban esperando su primer hijo juntos en 2016, tuvo que contarle la noticia a Julian Assange mediante una nota para que no fuera captado por los micrófonos que sí cubrían cada centímetro del edificio: “Cuando me quedé embarazada la primera vez había micrófonos por todas partes, así que tuve que escribirlo en un papel para decírselo”.

Los nuevos detalles de un amor prohibido entre Julian Assange y ...
5/7 Julian Assange (stella morris (Mail on Sunday)

“Nos amábamos y queríamos formar una familia, esa era la única certeza”, ha admitido Morris en la entrevista, en la que ha contado que ocultó los embarazos con muchas capas de ropa, quejándose se haber ganado peso y recurriendo a la ayuda de un amigo, el actor británico Stephen Hu, que se hizo pasar por el padre de los dos bebés cada vez que ella quería llevarles de visita a la embajada para que Julian Assange pudiera estar con ellos.

“Por seguridad tomamos precauciones extremas para no exponer mi embarazo”, ha asegurado la abogada, que revela que una empresa de seguridad con contacto con la CIA puso en marcha un plan para obtener muestras de ADN de los pañales de los bebés que demostraran que el activista recluido era en realidad el padre.

Los nuevos detalles de un amor prohibido entre Julian Assange y ...
Stella Morris y sus hijos en las imágenes emitidas por la televisión australiana (’60 minutes’ Australia)

Además de sincerarse sobre su relación y pedir comprensión para Assange, Stella Morris ha querido dedicar algún tiempo de su entrevista para rogar ayuda públicamente a Scott Morrison, el primer ministro australiano, para que interceda en el caso de su prometido, que nació en Australia y, por lo tanto, podría ser amparado por la protección de este país.

“Julian está muy mal. Él no es un criminal. No es una persona peligrosa. Es un intelectual, un pensador. Quiero que la gente entienda que estamos siendo castigados como familia. Los niños están siendo privados de su padre. Necesito a Julian y él me necesita a mí”, ha concluido Stella Morris, que, tras cinco años de amor con Julian Assange, parece ser una de las pocas bazas que pueden evitar que este sea extraditado a Estados Unidos y se enfrente a una pena de hasta 175 años de prisión allí.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.