Madre de Vanessa Guillén pide a autoridades de Fort Hood que busquen en túneles bajo tierra de la base

“¿Qué esconden en los túneles?”, cuestionó Gloria Guillén

Gloria Guillén junto a su hija, Mayra.

FOTO: GUSTAVO RANGEL / IMPREMEDIA

Por:Redacción | 27 de Junio 2020

Gloria Guillén, madre de Vanessa la soldado desaparecida en la base militar Fort Hood, en Texas, hace más de dos meses le exigió a las autoridades militares que busquen a su hija en los túneles del espacio militar.

“¿Por qué no cierran la base y se pone toda la organización a buscar en túneles…¿Qué esconden en los túneles?. Si no ocultan nada, que se cierre esa maldita base y que dejen entrar a buscar a gente de mi confianza a los túneles, a los buques, a todo, todo; a esos edificios que tienen los túneles abajo. ¿Qué ocultan?”, cuestionó la mexicana en la manifestación realizada ayer en el exterior de la base militar en Killeen.

Cada semana, parientes, amigos y miembros de la comunidad exigen conocer el paradero de la joven de 20 años con pancartas y coreando frases como: “¿Dónde está Vanessa?” y “la queremos viva”.

Esta, sin embargo, es la primera vez que se le escucha a Guillén pedirle tan enfáticamente a las autoridades que examinen los túneles de concreto del espacio. Un reporte de TNT News indica que las estructuras miden entre 8 y 12 pies de largo y entre 12 y 15 pies de altura. Consisten de largos pasadizos con un salón individual al fondo que cobija materiales explosivos que rodeaban el núcleo de plutonio utilizado para material atómico.

En la misma zona en la que se encuentran “Tunnel 50” y “Tunnel 26” hay antiguos búnkers.

Vestigios de la Guerra Fría

La red de túneles del llamado Proyecto 76, fueron creados a partir del 1947, y utilizados durante la Guerra Fría para esconder armas nucleares.

Desde el 2003, las instalaciones se utilizan para entrenamiento.

Un reporte de KHOU, televisora que logró acceso al espacio “secreto” en el 2016, muestra los recovecos de los corredores subterráneos que se aprecian desolados.

Las autoridades militares se han limitado a indicar que la investigación por el caso Guillén continúa y que se sospecha que fue víctima de un crimen.

Ningún oficial se ha expresado sobre posibles sospechosos de la desaparición. La familia de la joven insiste en que son superiores de la base los responsables y que la muchacha estaba siendo acosada sexualmente por dos sargentos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.