“Mafia cubana” estaría detrás de cultivos ilegales de marihuana en Colorado

Los sospechosos habrían modificado los grandes cables eléctricos públicos para llevar electricidad para sus cultivos

La sustancia es enviada de manera ilegal a otros estados.

FOTO: UNSPLASH

Por:EFE | 15 de Julio 2020

La producción de marihuana por razones médicas y recreativas es legal en Colorado, pero el crimen organizado sigue encontrando espacio para el tráfico no autorizado de la sustancia.

Una masiva operación de plantaciones ilegales de marihuana en varios condados del sur de Colorado habría estado a cargo de “la mafia cubana”, reveló este miércoles el alguacil que supervisó la semana pasada el desmantelamiento de esos cultivos, subrayando que se trató de “la mayor actividad criminal” en la historia de la región.

En rueda de prensa con los medios locales, el comandante Greg Couch, de la oficina del alguacil del Condado Teller, aseveró que las tres personas hasta ahora arrestadas como parte de las investigaciones son “de origen cubano”, por lo que se sospecha, sin haberlo confirmado hasta el momento, que estarían conectados con “los cárteles de la droga cubanos”

Relacionado: Mujer estadounidense viajaba con 2 niños y cae con 104 paquetes de marihuana

La presunción se basa en el hecho de que, en incidentes similares de cultivo ilícito de marihuana (pero a menor escala) en el sur de Colorado durante los últimos tres años, los sospechosos han sido cubanos y en dos oportunidades (octubre de 2017 y julio de 2019) se determinó la conexión de los detenidos con la mafia de Cuba.

El antecedente más reciente sucedió el pasado 1 de mayo en la localidad de Pueblo,  donde las autoridades encontraron 70 plantas de marihuana en la misma vivienda en la que ya habían hecho un descubrimiento similar en 2016. El dueño de la vivienda en cuestión es cubano y reside en Miami.

Pero esos operativos no se comparan, en cuanto a complejidad y plantas decomisadas, a lo sucedido hace siete días en los condados Teller, El Paso y Las Ánimas de Colorado, donde, durante 14 horas y en tres lugares distintos, alguaciles y policías locales, junto con agentes federales, encontraron unas 4,500 plantas.

Dentro de Estados Unidos, cada planta vale unos $1,000 dólares, pero fuera del país el precio llega a los $4,000 dólares. Las autoridades estimaron que, como mínimo, el ilícito generó $2.3 millones de dólares.

El comandante Couch dijo que se logró detener a “una gran operación de drogas ilegales” y que en la historia del Condado Teller (fundado en marzo de 1899) no existen precedentes ni de un decomiso tan grande de marihuana ni de una asociación ilícita como la que llevó a los operativos policiales.

Relacionado: Acusan a mecánico de American Airlines por tráfico de cocaína entre Nueva York y el Caribe

Couch informó que una denuncia anónima llevó a investigar una vivienda en el poblado de Divide (de solo 125 personas) y esa investigación se expandió luego a los otros condados y a las ciudades de Trinidad y Colorado Springs.

Las operaciones llevaron a la detención de tres personas, Joseph Vaquilar, de 35 años; Javier Morejón, de 65, y Robin Morejón, de 55, ahora acusados de cultivo ilegal de marihuana, con cargos adicionales por participar de una empresa criminal.

Aunque Couch no dio detalles, dijo que “se encontró evidencia” de que la marihuana se enviaba “en grandes cantidades a otros estados e incluso a otros países” y que, en las plantaciones, se realizaban “otras actividades ilegales” que aún están siendo investigadas.

Por ejemplo, en uno de los lugares (no se dijo cuál) los sospechosos habrían modificado los grandes cables eléctricos instalados por la compañía local de servicios públicos para llevar electricidad para sus cultivos. Y el uso de electricidad en ese lugar llegó a tan alto nivel que uno de los transformadores se incendió y derritió.

“Eso pone en peligro al público y es algo que no debe ser ignorado”, expresó.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.