Aún no está claro por qué soldado de Fort Hood Elder Fernandes fue hospitalizado antes de ser hallado muerto

Las dudas sobre las circunstancias que llevaron a la muerte del joven de 23 años siguen sobre la mesa

Aún no está claro por qué soldado de Fort Hood Elder Fernandes fue hospitalizado antes de ser hallado muerto
El soldado Elder Fernandes había sido reportado desaparecido el 17 de agosto.

FOTO: FORT HOOD / CORTESÍAPor:Marielis Acevedo 29 de Agosto 2020

Las autoridades en Fort Hood, Texas, no han sido precisas sobre las causas que llevaron a que el soldado Elder Fernandes, hallado muerto esta semana a 25 millas de la base, fuera ingresado en un hospital de Ejército.

El cuerpo del joven, de 23 años, fue hallado colgando de un árbol cerca de las vías del tren de Temple el pasado martes a eso de las 5:36 p.m., según indicó el departamento de policía de esa ciudad.

Cuando aún el cadáver no había sido encontrado por las autoridades, la oficina de prensa de Fort Hood indicó en un comunicado en su página: “Seguimos creyendo que el sargento Fernandes se fue por sí mismo y no hay ninguna conexión entre su desaparición y con otros casos abiertos en Fort Hood“.

En declaraciones previas, los encargados del llamado “Gran Lugar” dijeron que Fernandes fue visto por última vez por miembros de su unidad el 17 de agosto del 2020 en su residencia en Killeen, y que, al día siguiente, no se reportó a su puesto como se suponía.

En otro comunicado escrito, desde la base se indica: “Nosotros estamos preocupados por su bienestar y queremos que continúe bajo el cuidado que estaba recibiendo antes de desaparecer. Nuestra unidad y el Ejército tienen los recursos para ayudarlo”.

Tras reunirse con encargados del espacio el domingo pasado, los parientes manifestaron que una de las mayores reservas en cuanto a la información oficial es, precisamente, que dudan que Fernandes haya desaparecido intencionalmente.

“Cuando ellos asumen que él abandonó por si mismo su puesto y cuando escribes cosas como ‘él necesita regresar para obtener el cuidado bajo el que estaba’, eso le hace creer al público que estamos buscando a un miembro del servicio que padece una enfermedad mental”, dijo a KCENTV  Mariana Shorter, prima del militar.

Según la versión de los parientes, oficiales de Fort Hood le manifestaron que el militar mostraba comportamiento suicida. En ese sentido, la familia además cuestionó el hecho de que un superior de Fernandes lo trasladara hasta su vivienda y lo dejara solo si, en efecto, se encontraba en una condición mental riesgosa.

Pero más allá de lo mencionado anteriormente, las autoridades militares no han precisado las circunstancias en las que el muchacho fue admitido al Carl R. Darnell Memorial Hospital, adscrito al Ejército.

En una conferencia de prensa esta semana luego de que los restos de Fernandes fueran hallados, la administración de la base indicó que era la segunda vez en un periodo de dos semanas que el soldado se ausentaba de su puesto, lo que era “inusual”. La primera ocasión fue el 10 de agosto.

Así que nosotros nos comunicamos con la familia y le preguntamos si sabían de él. Ellos pudieron confirmar que lo contactaron, y, posterior a eso, logramos contacto con Elder, lo que fue un resultado positivo”, indicaron las autoridades.

Al día siguiente, Fernandes fue ingresado al hospital, donde, según el escrito oficial, mantuvo comunicación con sus parientes.

“Fue dado de alta el 17 de agosto bajo todos los protocolos y considerado apto para labores por proveedores médicos. Su superior lo recogió y lo llevó a su casa y fue dejado en la residencia que solicitó ser llevado”, agregaron en el reporte.

El 19 de agosto, la familia de Fernandes acudió a la base porque no lograban contactarse con Fernandes, a pesar de que el día 16 de agosto éste habló con su madre por teléfono y le dijo que la llamaría por videochat cuando saliera del hospital.

Alegaciones de acoso sexual

Sobre la denuncia de acoso sexual que sometió el militar en abril pasado antes investigadores militares, se indicó que la misma fue declarada sin fundamentos.

“El sargento Fernandes reportó que fue acosado sexualmente cuando alguien, alegadamente, le agarró el trasero”, indicó el agente especial Damon Phelps.

“Nuestra investigación fue completada con el equipo de mando y legal para más acciones si se justifica. También puedo compartir que el sujeto fue sometido y pasó una prueba de polígrafo y no encontramos testigos que pudieran corroborar las alegaciones de Fernandes. Se hizo una revisión legal completa y las alegaciones fueron declaradas sin fundamento”, agregó el oficial.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.