En qué consiste la ley contra armas que el Senado logró avanzar tras recientes tiroteos

El Senado empieza a cumplir su promesa de una reforma que permita un mayor control en la venta de armas, enfocado en cuatro aspectos clave, incluidas mayores revisiones para menores de 21 años, tráfico de armas y mociones para destinar fondos a programas de salud mental

Activistas presionan por mayor control de armas tras recientes tiroteos en EE.UU.

FOTO: SPENCER PLATT / GETTY IMAGES

Por: Jesús García Actualizado 22 Jun 2022, 16:10 pm EDT

 jesusgar

Es oficial, el Senado logró avanzar en un proyecto bipartidista de ley contra la venta de armas, la cual incluye revisiones más estrictas a consumidores antes de los 21 años, fondos para atender la salud mental y mociones contra el tráfico de armas.

El martes por la tarde, una votación de 64 votos a favor contra 34 permitió avanzar con el debate del proyecto, el cual busca ser aprobado por los senadores a más tardar el fin de semana, en respuesta a los recientes tiroteos masivos en Uvalde, Texas; Buffalo, Nueva York, y Telsa, Oklahoma.

De lograr ese objetivo, la norma iría a la Cámara de Representantes, donde no se espera que haya demasiadas objeciones de demócratas; luego pasaría al escritorio del presidente Joe Biden, quien ha exigido mayor control de armas y hacer frente “al lobby” de los productores.

Los defensores esperan aprobarlo para el sábado, y los líderes demócratas lo aceleraron en el normalmente lento Senado.

Venta a menores de 21 años.- El proyecto de ley de 80 páginas, titulado “Ley Bipartidista de Comunidades Más Seguras” contempla varios aspectos, principalmente atacar los problemas de salud mental, ya que mejoraría las verificaciones de antecedentes, dando a las autoridades hasta 10 días hábiles para revisar los registros y de delincuencia juvenil de los compradores de armas menores de 21 años.

Compras excesivas.- El plan avanza en una propuesta contra el tráfico de armas, a fin de que los distribuidores ubiquen a personas que puedan representar un peligro, al utilizar el equipo en el tráfico de drogas o para cometer algún acto terrorista.

Violencia doméstica.- El proyecto garantizaría por primera vez incluir a los abusadores domésticos en una lista que les impida comprar armas de fuego.

La salud mental.- Además de las revisiones a compradores, el proyecto pretende la autorización de millones de dólares para que los estados enfrenten mejor la batalla por la salud mental, en el contexto de que varios tiradores han sido señalados con problemas mentales.

El proyecto fue negociado entre los demócratas Chris Murphy (Connecticut), Kirsten Sinema (Arizona), y los republicanos John Cornyn (Texas) y Thom Tillis (Carolina del Norte).

Entre los republicanos que votaron a favor del debate está el líder de la minoría, Mitch McConnell (Kentucky), quien había adelantado su respaldo si las mociones descritas eran incluidas. En total fueron 14 los miembros de esa bancada en respaldar el plan.

“[Este es] un paquete [de ley] de sentido común de pasos populares que ayudarán a que estos horribles incidentes [los tiroteos] sean menos probables, mientras se defienden plenamente los derechos de la Segunda Enmienda de los ciudadanos respetuosos de la ley”, consideró McConnel.

El líder de la mayoría, Chuck Schumer (Nueva York), destacó este miércoles el trabajo bipartidista para avanzar con este proyecto que podría ayudar a salvar vidas.

“Como autor del proyecto de ley de verificación de antecedentes Brady, el último proyecto de ley importante de seguridad de armas que se aprobó en 1994, me complace que el Congreso esté en camino de tomar medidas significativas para abordar la violencia armada”, destacó

Adelantó que se buscará que el proyecto avance por primera vez en casi 30 años, al tiempo que celebró la votación de 64 senadores.

“Sesenta y cuatro miembros se reunieron anoche para avanzar, una señal inequívoca del amplio apoyo y el impulso detrás de este proyecto de ley”, enfatizó.

La NRA… se opone

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) adelantó su rechazo al proyecto de ley, afirmando que atacaría a la Segunda Enmienda, aunque el debate se enfoca en mayor seguridad sobre la venta de armas.

“Nos opondremos a esta legislación de control de armas, porque se queda corta en todos los niveles”, afirmó la asociación en un comunicado. “Hace poco para abordar verdaderamente los delitos violentos mientras abre la puerta a cargas innecesarias sobre el ejercicio de la libertad de la Segunda Enmienda por parte de los propietarios de armas respetuosos de la ley”.

La NRA también se opuso a mayores controles que pudieran ocurrir en los estados una vez aprobada la reforma.

“Siempre lucharemos por esas libertades y los valores fundamentales que hemos defendido durante más de 150 años”, amagó la NRA.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.