Abusos sexuales

Los agentes practicaron un registro en la vivienda del investigado, autorizado por el juzgado que lleva la causa, y allí intervinieron un ordenador portátil y un dispositivo de almacenamiento. El análisis del citado dispositivo ha revelado que contenía numerosos archivos de claro contenido pedófilo que habían sido borrados con anterioridad a la actuación policial.

Detenido en el aeropuerto de Málaga un británico de 63 años por pornografía infantil

La Academia admitió el pasado viernes que los nombres de varios de los ganadores del máximo premio de la literatura se filtraron en los últimos años. Estas violaciones de las normas de confidencialidad se descubrieron a raíz de la auditoría iniciada contra Arnault. Si bien se ha confirmado que hubo filtraciones de la identidad de ganadores, los responsables del análisis no han identificado la fuente de esta fuga de información ni cuáles han sido los nombres de los galardonados.

Las claves del escándalo que ha sacudido a la academia de los Nobel de Literatura

Lo llamativo del caso es cómo tres de esos niños habían tenido una vida aparentemente normal junto a su padre/abuelo y que Rosemarie no sospechase nada. La respuesta la encontramos en la versión dada por Fritzl. Tanto para la policía como para el secuestrador, Elisabeth se había fugado de casa motu propio. Había sido la segunda vez que lo intentaba y en esta ocasión lo había conseguido. De ahí que su madre no siguiese buscando.

Josef Fritzl, ‘El Monstruo de Amstetten’: “Nací para la violación”

Cada volumen consta de las biografías de 100 mujeres, acompañadas por retratos dibujados por sesenta ilustradoras. Las vidas están explicadas como un cuento (empezando por el clásico “Érase una vez”), pero las heroínas son reales. Así, conocemos las historias de abogadas como Michelle Obama, artistas como Frida Kahlo, cantantes como Nina Simone o científicas como Margaret Hamilton.

Diez libros feministas para regalar en Sant Jordi

Según el rotativo The New York Times, el que fuera uno de los hombres más poderosos de la industria se habría planteado el filme como el más ambicioso de su carrera. Así lo asegura su representante, que además añade que hay “una larga lista” de productores que han mostrado interés en financiar el proyecto. A pesar de todo, y como era de prever, nadie quiere hacer público esos contactos, dada la delicadeza del tema.

Weinstein quiere justificar sus escándalos sexuales con un documental autobiográfico

– En Holanda conocí el caso de un hombre que había seguido un tratamiento de pedofilia y que cuando salió de prisión se mudó a un municipio grande, de manera que pudo conservar su anonimato. Vivía en una casa normal y sus vecinos no le conocían, pero le observaba y le vigilaba un agente de policía encargado de este área específica. El policía a veces iba a su casa, hablaba con él, le preguntaba cómo le iban las cosas. Esta sería una buena solución intermedia.

“Nadie sabe por qué hay adultos que se enamoran de niños”

El origen de los clubes exclusivos para hombres se remonta al siglo XVII, y en su historia está escrita la lucha de clases que forma parte de la esencia de este país. No entre pobres y ricos, sino entre viejos ricos (aristócratas, nobles y terratenientes) y nuevos ricos (la clase mercantil que prosperó con la revolución industrial).

Así lo vivió la periodista infiltrada en el club de Londres de los abusos

Nassar fue acusado a principios de 2017 de 22 cargos de conducta sexual criminal en primer grado, cada uno de los cuales incluye una sentencia máxima de cadena perpetua si hubiera ido a juicio y hubiera sido declarado culpable. Quince de esos cargos se presentaron en el condado de Ingham, donde se encuentra el estado de Michigan, mientras que otros siete provienen del vecino condado de Eaton, donde Nassar solía ver pacientes en su casa y en una instalación de gimnasia para jóvenes llamada “Twistars”.

Larry Nassar: el depredador sexual del deporte estadounidense

La campaña #MeToo, como se ha señalado, denuncia las violaciones, el abuso, el acoso, y no las re­laciones consentidas, entendiendo sobre todo que ha de haber igualdad de condiciones para este consentimiento. La sexóloga, autora del libro El sexo que queremos las mujeres, comenta que existe un sentido que pocas veces se equivoca que indica si la persona que quiere entablar una relación está intentando ligar sanamente o cuando, en cambio, hay un punto en que se la violenta.

Entre el flirteo y el acoso