azitromicina

Uno de los problemas, como explica el investigador del ISGlobal, es que la enfermedad permanece latente, pero sin manifestarse, en buena parte de la población adulta. “La transmisión es por contacto piel con piel, una situación muy frecuente entre los niños que juegan y entre hermanos -dice-. Por eso ellos son los más afectados”. A partir de los 15 años, los adultos generan una inmunización natural y no se les forman las llagas en la piel características del pian.

Oriol Mitja: dos dosis para erradicar la enfermedad de pian