Blueproject Foundation

“Desde que vi la sala por primera vez supe que sería una obra azul, inspirada en el cielo y el mar, en el equilibrio y el movimiento de fuerza que se plasma en la respiración humana así como en el vaivén de las olas”, ha explicado Neto, que nunca había tenido una muestra monográfica en Barcelona. “Cuando llegué puse la obra como una piel sobre el suelo y luego fue cuestión de llenar sacos y hacer nudos. Es como un océano que lo conecta todo, lo bueno y lo malo”, continúa el artista, recordando los peces deformados por el desastre de Fukushima, que llegaron hasta las costas de California.

La visión cósmica de Ernesto Neto ocupa la Fundación Blueproject | Cataluña | EL PAÍS