Botsuana

El declive comenzó cuando el Gobierno les expulsó de sus tierras ancestrales. Cortó su suministro de agua, dejó de prestar servicios básicos como salud y educación y los trasladó por la fuerza, en camionetas, a tres campamentos llamados Nuevo Xade, Kaudwanwe y Xere. Ocurrió en tres ocasiones: 1997, 2002 y 2005. El supuesto propósito era acercarlos a los servicios de salud y educación e integrarlos en la vida moderna y el sistema de un país que hoy tiene uno de los estándares de vida más altos de África.

Indígenas: Los últimos del Kalahari | Planeta Futuro | EL PAÍS

Otro ejemplo de buenas prácticas que se ha presentado es Wowzulu Project, que crea ingresos para pequeñas comunidades que están en las zonas turísticas más populares de Sudáfrica. Buscan empoderar a mujeres y jóvenes de áreas rurales que son muy bellas pero pobres para que aprendan habilidades comercializables y se ganen la vida.

Turismo sostenible: Turistas al rescate de los paraísos del planeta | Planeta Futuro | EL PAÍS