CACAO

La otra es volver a una forma de cultivar tradicional que fomenta las condiciones ideales para el cacao, conocida en Brasil como cabruca. Consiste en replantar y cuidar otros tipos de árbol que proveen de sombra a los del cacao, lo que conservaría mejor la humedad del terreno. También los protegerían del viento y de la erosión del terreno y alimentarían la tierra con abono de hojas, rico en nutrientes.

El chocolate podría dejar de existir en 2050, según un estudio