Consumo responsable

En 2017, el Circular Fashion System Commitment de la Global Fashion Agenda pide a las empresas un compromiso para acelerar la transición hacia un sistema circular que recoja y revenda prendas usadas y fije la proporción de prendas fabricadas con fibras recicladas. “Es un buen punto de partida para poner el foco en lo que hay que mejorar en la cadena. Y señalo también los Objetivos de Desarrollo Sostenible como brújula para las empresas del sector, y el informe de la Ellen MacArthur Foundation sobre los principios de la economía circular que toda empresa de moda debería adoptar ”, apunta Gema Gómez, directora de Slow Fashion Next y representante de Fashion Revolution en España.

Cinco años del desastre de Rana Plaza | Blog Alterconsumismo | EL PAÍS