Derechos niño

10Raghad, de 11 años, sostiene un dibujo que hizo durante una clase de pintura en su escuela en Saqba, en Guta Oriental, en las afueras de Damasco. “Quería dibujar algo sobre alegría y felicidad, sobre una granja en la que podamos vivir sin bombardeos. Ojalá pueda ver mi sueño hecho realidad “, explica. “Mi deseo es que todos nosotros, incluidos mi mamá, mi papá y mis cuatro hermanos, siempre quedemos juntos”.

Fotos: Así ven los niños el conflicto en Siria | Planeta Futuro | EL PAÍS

A pesar de que sea un problema que afecta a todos los países del mundo, los menos desarrollados son los que pagan el precio más elevado. Las probabilidades de que una adolescente se quede embarazada son más elevadas en comunidades marginalizadas a consecuencia de la pobreza y la falta de educación y de oportunidades de trabajo.

África subsahariana, a la cabeza en embarazos adolescentes | Planeta Futuro | EL PAÍS

Jet’aime se dio cuenta desde el principio de que la vida en la selva no iba a ser fácil. “No dormíamos y siempre teníamos que estar preparados para un ataque. Comer era muy difícil. Comíamos lo que uno lograba recoger. Tampoco nos bañábamos. Era muy común que fuéramos atacados cuando estábamos a punto de dormir, y teníamos que correr en la selva. Si alguien se lesionaba, no había medicina, nada. Esta era mi vida en el grupo armado”, resume.

Niños soldado: No hay futuro luchando en la selva | Planeta Futuro | EL PAÍS

Adiós, silla de ruedas. Adiós. Vuela lejos, no te necesito más’, por Sami Al Faraj. “En Zaatari, me levanto, voy a la escuela, juego al baloncesto. Ahora mismo me encuentro bien emocionalmente. Mis pensamientos negativos se han ido y me encuentro satisfecho. Mi deseo de futuro es estar con mi familia y ser actor”, explica Sami. “A la gente que está pasando lo que yo pasé, le diría: Nunca pares, ni te rindas, pase lo que pase”.

Fotos: Dos niños, una guerra y 14 lienzos | Planeta Futuro | EL PAÍS

La familia de Maria suele comer alubias y arroz. Dietas extremadamente pobres como esta, junto con un limitado acceso a los servicios de salud, epidemias y escaso saneamiento han incrementado los casos de malnutrición en el país africano. El informe de Unicef recoge los testimonios de jóvenes como Yangde (nombre ficticio), empujado a tomar las armas para escapar del hambre y de la pobreza. “No teníamos nada en casa, ni comida. Pensé que era mejor unirme a los rebeldes y luchar contra el Gobierno”, cuenta este adolescente de 17 años. “Nos enseñaron a combatir y disparar, nos trataban mal. Nos obligaban a cocinar, a llevar agua, a hacer fuegos”. Más de 19.000 niños han sido reclutados en las filas de las fuerzas o grupos armados en Sudán del Sur.

Fotos: Sudán del Sur: El viaje de María desde la desnutrición a la posible recuperación | Planeta Futuro | EL PAÍS

Otra acción interesante llegaba desde Tanzania, donde el consulado canadiense en el país acogió el evento She can lead (ella puede liderar). Se trata de una reunión de niños y jóvenes, sobre todo de mujeres, en la que se ha debatido sobre cómo la educación es la herramienta más eficaz para acabar con prácticas como el trabajo infantil o el matrimonio precoz. Los más pequeños ofrecieron sus puntos de vista y hasta cantaron. En Kenia, por otra parte, se desarrolló un debate para preguntar a los niños qué asuntos les preocupan. Una de las cuestiones que se están tratando es qué hacer para que cambie la idea de la mayoría de las comunidades sobre que los niños deben ser vistos pero no escuchados. La cultura sigue siendo el mayor obstáculo para la participación de los niños y esto debe cambiar.

Día del niño 2017: La infancia africana quiere decidir | Planeta Futuro | EL PAÍS

María Neira, directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la OMS, está particularmente satisfecha con las resoluciones acordadas en Nairobi sobre ambiente y salud y sobre contaminación del aire, por sí sola responsable de la muerte de 6,5 millones de personas cada año. “Esta Asamblea ha abierto la puerta a una estrecha colaboración entre el sector de la salud y el de medioambiente”, sostiene. “Ahora necesitamos traducir las decisiones tomadas en estos días en políticas públicas, tanto nacionales como locales. Los alcaldes tienen que convertirse en nuestros mejores ministros de Salud”.

Medioambiente: La ciencia, la mejor aliada en la lucha contra la contaminación | Planeta Futuro | EL PAÍS

Ha llegado el momento de pasar con determinación a la acción. Con voluntad, compromiso y recursos podemos hacerlo. Tenemos una Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 que debe servirnos como eje canalizador para erradicar la pobreza y asegurar la prosperidad de todos. Hay que entender de una vez que invertir en la infancia no es solo una necesidad moral, es también un imperativo de orden práctico y estratégico de desarrollo.

Cuando los niños sobran