Emmanuel Carrère

P. Si algún día se confirma la supuesta muerte de la novela, ¿deberemos considerarle uno de sus asesinos?

R. En realidad yo escribo novelas, aunque sean novelas sin ficción. Si a partir de El adversario evité definirlas explícitamente como tales, fue solo por coquetería. Quise insistir en la dimensión documental de mis escritos. Pero la verdad es que mis libros recurren a todos los recursos propios de la novela. Nunca he creído ni por un segundo en la muerte de la novela. Es algo tan proteiforme y elástico… Una novela puede ser tantas cosas a la vez que me parece muy difícil que alguien pueda llegar a matarla.

Emmanuel Carrère: “Paso por un momento difícil. No tengo proyecto”