Empleo femenino

The Washington Post (EE UU): El reconocido medio estadounidense ofrece entrevistas a cinco activistas —Oshrar Kotler (Israel), Stella Creasy (Reino Unido), Jun Yamamoto (Japón), Canan Arin (Turquía) y Raya Sarkar (India)— que dedican parte de su vida a visibilizar algunos de los problemas más importantes que sufren las mujeres.

8 de marzo: La primera huelga feminista en España, en los principales medios internacionales | España | EL PAÍS

¿Qué cambios destaca en el feminismo a lo largo de las décadas?

R. Hubo muchos, pero creo que esos feminismos de los 80 y los 90, tuvieron un quiebre importante a finales del siglo: Se acabaron los guetos feministas. Hasta entonces había una especie de registro de admisión, un feministómetro. Hoy no. Hay feminismos de todos los colores, hay una recuperación del término feminista y a las chicas jóvenes les gusta definirse así. Se quebraron las fronteras del gueto y me parece extraordinario.

Argentina: Dora Barrancos: “Debemos hacer la gran revolución doméstica” | Argentina | EL PAÍS

Al explorar los motivos por los que hombres y mujeres dejan de trabajar y de buscar empleo emerge la evidencia de la que habla Gálvez: ellas siguen más atadas a las tareas de cuidados. Un 6,7%, frente a un 0,6% de hombres, no trabaja porque se ocupa del cuidado de niños, ancianos y personas dependientes. Además, el 18,4% alega “otras obligaciones familiares o personales”. La jubilación, la razón principal para salir del mercado laboral, refleja la brecha de toda una vida: 45% de varones inactivos la disfrutan frente al 19,6% de mujeres.

La discriminación laboral más allá de la brecha de género y el techo de cristal, con datos | España | EL PAÍS

Si hablamos de afrontar de una forma práctica los problemas, las mujeres somos claramente reconocidas como líderes: practicidad, empatía, asertividad o tecnología son atributos más asociados a las mujeres que a otros colectivos, con fortalezas también destacables como la creatividad o la resiliencia: Lideramos con inteligencia aplicada en la diversidad

Igualdad de oportunidades vía inteligencia aplicada | Tendencias | EL PAÍS Retina

Los problemas proceden de diversos frentes. Ciudadanos ya ha advertido de que la convocatoria no le convence porque no es inclusiva. A renglón seguido, varias dirigentes del Partido Popular se han mostrado mucho más beligerantes con el argumento de que es elitista. Falaz coartada para no movilizarse. Primero, porque las huelgas son elitistas en la medida en que estas solo las pueden secundar, habitualmente, los trabajadores con empleo fijo. Segundo, porque justamente en este caso no se trata solo de una huelga, sino de un paro de toda actividad y abstención de consumir, lo que incluye a pensionistas, amas de casa, paradas y toda aquella (o aquel), en fin, que quiera sumarse a esta protesta de la forma que considere conveniente.

Feminismo: 8 de marzo, el día (libre) de las mujeres | Opinión | EL PAÍS