Españoles

La desolación de la campiña causó estragos en el abastecimiento de comida, no solo en Cuba sino también en Europa, ya que se interrumpió el flujo de productos agrícolas. Aunado a la reconcentración, se impuso una brutal censura a la libertad de expresión y se dedicó a sembrar el terror en la población. Entre los años 1895-1898, se calcula que alrededor de 300 mil personas encontraron un horrible final acorraladas en las villas, lo que significa que en un espacio de tres años Cuba perdió casi la cuarta parte de sus habitantes, algo que ha sido calificado como un auténtico genocidio.

Los campos de reconcentración españoles en los que miles de cubanos murieron de hambre – Historia