Estudiantes asesinados

Omar y Gerardo, tras ser detenidos y vinculados a proceso, confesaron ayudar a disolver en ácido a los tres jóvenes en una finca ubicada en calle Amapola 450 en Tonalá. De manera detallada, Omar confesó dedicarse a grabar canciones de rap bajo el apodo de QBA, las cuales se encuentran en la plataforma de videos YouTube.

«Recibía buena paga», confiesa QBA, el rapero que disolvió en ácido a los estudiantes – Derechos Humanos