Festival de Venecia

Y es que llegó un momento en el que Jane se cansó de permanecer encerrada en la jaula de cristal que le había construido su marido para convertirse en la mujer libre e independiente que siempre había llevado en su interior. “Yo simplemente era lo que los hombres que yo amaba querían que yo fuera”, aseguró en su libro de memorias My life so far. Desde entonces ha vuelto a recuperar su amor por su profesión, a la que regresó en 2005 haciendo de suegra de Jennifer Lopez en La madre del novio.

Jane Fonda, los 80 años de una rebelde con causa