Grecia.

La idea original de pasar a la acción, impulsada desde el salón de la casa del bombero José Antonio Reina (Onio), era la de evitar que se siguiera ahogando gente en un trayecto marítimo de 20 kilómetros, que se cruza de manera segura en Ferry por diez euros en algo más de una hora y que cientos de miles de personas lo hacían en embarcaciones precarias al borde del naufragio y previo pago a las mafias de cerca de mil euros. Hoy tres de esos profesionales que sacaron a cientos de personas del mar, “a veces remolcando embarcaciones a nado”, se sientan en el banquillo de los acusados.

Tres bomberos y un destino: un juicio en Lesbos por “tráfico de personas” | España | EL PAÍS

La imagen del nini desentendido del mundo que algunos propagan no tiene mucha relación con el contexto griego, marcado además por una sangrienta fuga de cerebros: unos 250.000 jóvenes cualificados han emigrado por la crisis en menos de una década. En ello hace hincapié Dimitris Papadimoulis, de Syriza, vicepresidente del Parlamento Europeo: “El paro juvenil sólo puede combatirse con crecimiento, por eso debemos invertir en Investigación y Desarrollo sobre todo cuando concluya el rescate [en agosto]. Tenemos que convertir el brain drain [fuga de cerebros] en brain game [juego de cerebros], y terminar también con los empleos basura, eso que se llama el precariado: jóvenes muy bien formados que se ven obligados a trabajar de camareros o en hoteles. La clave para eso es acelerar las inversiones y el desarrollo. Afortunadamente, tras los primeros datos positivos registrados en 2017, la economía respira y la Comisión Europea prevé un crecimiento del 2,5% para los próximos años. Estamos en la buena senda”.

Los ‘ninis‘ forzosos de la crisis en Grecia | Internacional | EL PAÍS

La maniobra ha sido arriesgada. Pyeongchang corría el riesgo de convertirse en un simple escaparate para la ‘ofensiva de encanto’ del régimen norcoreano, pero la delegación del régimen comunista regresó a casa habiendo entregado al presidente surcoreano Moon Jae In una invitación personal del Gran Líder para que visite el país. Hasta la fecha, el mandatario del Sur todavía no ha concretado si piensa hacer ese viaje, pero más allá de las fotos llenas de sonrisas, de los juegos ha salido un gesto concreto de acercamiento.

Los JJ.OO. políticos: Pyongyang saca del podio a Washington

Y contra viento y marea, el inmenso trabajo de los abogados de European Lawyers in Lesvos y de Greck Council for Refugees, que trabajan literalmente siete días a la semana, muchos de manera voluntaria. Acompañan e intentan aliviar el sufrimiento de tantas familias, menores, mujeres y hombres que esperan pacientemente en condiciones inhumanas a que sus casos sean considerados en un sistema legal caótico e imprevisible que cuesta creer que no sea dirigido y mantenido a conciencia.

“Hace mucho frío en Moria. ¡Qué vergüenza para Europa!” | Planeta Futuro | EL PAÍS