Inteligencia artificial

Los propietarios de estos dispositivos físicos afirman que interactúan con ellos como si fueran personas. Por favor y gracias son las frases que más repiten cuando les piden información. De hecho, un 41% de los que utilizan altavoces con algún tipo de asistente por voz están convencidos de que hablar con ellos es parecido a hablar con otra persona.

Los asistentes de voz son mucho más que una agenda personalizada | Innovación | EL PAÍS Retina

McKinsey aporta datos aún más dramáticos porque dice que en España el 48% de las horas laborales ya son técnicamente automatizables. Aunque eso no se traduce necesariamente en algo rentable. Por ejemplo, Amazon puede decidir que sus repartos estarán automatizados en un 95% porque se enviarán en una furgoneta autónoma y el 5% restante de esa tarea lo completará una persona encargada de bajar el paquete del vehículo, acercarlo hasta la casa del destinatario, subirlo hasta un determinado piso, entregarlo, recoger el albarán firmado… ¿Tiene sentido invertir en esa automatización del 95% cuando dentro de la furgoneta debe ir siempre una persona que solo realiza ese 5% restante pero a la que se le deberá pagar por todas las horas que ha estado simplemente sentada? Por lo tanto, aunque la automatización ya sea posible, muchas veces no convendrá hacerla. Incluso aunque vayan surgiendo robots capaces de realizar esas tareas al 100%, serán máquinas muy caras y lo seguirán siendo durante muchísimos años.

Benzell: “Casi todos los trabajos tienen tareas que puede realizar un algoritmo” | Tendencias | EL PAÍS Retina

Un portavoz del departamento de Seguridad Pública de la provincia, Zhang Xiaolei, explicó al periódico estatal Global Times que la tecnología -basada en la inteligencia artificial- solamente necesita una imagen de la cara de cada persona para empezar la búsqueda, una mejora significativa en comparación con sistemas anteriores que requerían varias fotografías hechas desde ángulos distintos. Más de 60.000 pasajeros utilizan esta estación de tren cada día, una cifra que alcanzará estos días los 100.000 por el aumento de la frecuencia de trenes a raíz de las vacaciones de Año Nuevo.

La policía china usa gafas con reconocimiento facial para identificar a sospechosos | Blog Mundo Global | EL PAÍS

El nuevo sistema funciona mediante técnicas de inteligencia artificial como algoritmos predictivos y redes neuronales, que permiten saber si en los senos hay anomalías. La tecnología implementada es de IBM y Amazon, y la interpretación de mamografías con estas técnicas reduce las molestias de otras prácticas clínicas de detección y facilita localizaciones de biopsia.

Un nuevo método médico detecta el cáncer de mama con inteligencia artificial – Ciencia

Para intentar darle respuesta a esta cuestión han seguido la siguiente estrategia: modificar imágenes de vecindarios de todo el mundo con un filtro que simule cómo quedarían tras un ataque, en medio de un conflicto similar al sirio. ¿Cómo? Mediante una tecnología de aprendizaje profundo que reconoce cuáles deben ser las características que deben trasladarse a dichas imágenes (fotografías de cada barrio) para que cualquier persona pueda visualizar el desastre en el entorno que le rodea, en su propio hogar o en el de sus vecinos. Ayudarnos a ver elementos reconocibles de nuestras vidas a través de la lente de aquellos que experimentan circunstancias muy diferentes, teóricamente a un mundo de distancia.

¿Cómo quedaría tu barrio tras un bombardeo? | Innovación | EL PAÍS Retina

Cómo reconoce una máquina las emociones

Existen varios métodos para medir las emociones. En el caso del estrés, por ejemplo, algunos de los más comunes incluyen el análisis de hormonas como el cortisol o la adrenalina, que se pueden medir en la saliva y en la sangre. Sin embargo, estas mediciones son muy intrusivas, pueden verse afectadas por los ritmos circadianos y su análisis es costoso y lento. Otro método mucho menos intrusivo es que el dispositivo pregunte al usuario cómo se siente, pero es algo más subjetivo, requiere la atención cognitiva de la persona y las respuestas se ven afectadas por posibles problemas de memoria.

¿Qué sabe tu móvil de tu tristeza?