Israel

Chemi Shalev, columnista del diario Haaretz, resaltaba ayer que Portman es una figura altamente apreciada en Israel como “defensora firme, aunque a veces crítica, del país en el que nació”, y por generar un raro consenso en la sociedad: “Es vista como paladín del sionismo por la izquierda; como un icono para las mayoría de las organizaciones judías; es un activo de la diplomacia pública para la derecha, que le perdona sus transgresiones, y como un modelo de equilibrio para los partidarios del Estado judío”. El artículo editorial del mismo periódico constataba la emergencia de la artista como referente para la oposición: “Portman hizo lo correcto al recordarnos a todos que el Estado no es Netanyahu. Está bien que recuerde al mundo que hay muchos israelíes y judíos que se oponen al Gobierno de la derecha y que critican sus políticas”.

La ‘reina’ Portman y el ‘emperador‘’ Netanyahu | Internacional | EL PAÍS

“Ella no se siente a gusto con la idea de tener que participar en actos públicos en Israel” en las actuales circunstancias y “no se encuentra en condiciones de asistir a la ceremonia con la conciencia tranquila”, había resumido la Fundación Premio Génesislas razones esgrimidas por la artista para cancelar su asistencia. Atribuido en el pasado al exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg o al también actor Michael Douglas, el Génesis reconoce trayectorias profesionales que “inspiran por su dedicación a la comunidad judía y a los valores judíos”.

Natalie Portman afirma que no boicotea a Israel, sino la política de Netanyahu | Internacional | EL PAÍS

En el campamento de tiendas de la Marcha del Retorno de Abu Shafia, en la frontera nororiental de la Franja, el dirigente de la Yihad Islámica Jaled al Batsh asegura que “Israel tiene la responsabilidad del baño de sangre de manifestantes civiles pacíficos”. Los organizadores ya han instalado un entoldado para las intervenciones de los líderes políticos en Abu Shafia.“Las marchas van a continuar pase lo que pase”, explica tras darse un baño de masas.Batsh destaca “el acuerdo nacional suscrito por todas las facciones palestinas” en favor del regreso de los refugiados y contra el bloqueo a Gaza.

Gaza mantiene las protestas pese a los disparos de Israel | Internacional | EL PAÍS

Desde el campamento de Abu Shafia, en las afueras de Jabaliya, en el norte de Gaza, se vislumbra el campo de batalla sobre el que el pasado viernes los drones del Ejército arrojaban gases lacrimógenos sobre miles de manifestantes palestinos. En el lado israelí de la frontera se observaba el domingo el movimiento de las excavadoras que fortifican el terraplén desde de el que los francotiradores dispararon a los manifestantes con un resultado de cinco muertos a tiros y 460 heridos, una décima parte de los cuales fueron hospitalizados en estado grave.

La nueva ofensiva de Israel colapsa los hospitales de Gaza con cientos de heridos de bala | Internacional | EL PAÍS

Los manifestantes, ondeando banderas palestinas y cantando eslóganes nacionalistas, se han ido acercando a la valla que separa Gaza de Israel, y parte de ellos han superado el límite de seguridad de 700 metros de distancia que habían fijado los organizadores, con lo que la tensión ha ido en aumento hasta desembocar en un nuevo baño de sangre.

Quince palestinos muertos en choques con el Ejército israelí en Gaza

El acuerdo también afecta a su madre Narima, condenada a otros ocho meses de prisión y a una multa de 6.000 séqueles (1.400 euros), que también aparece en el vídeo por el que fue detenida Ahed, y a la prima de esta, Nour, que ha quedado en libertad pero será sentenciada a prisión si se le acusa de cargos similares en los próximos tres años.

La adolescente palestina Ahed Tamini acepta ocho meses de prisión por golpear a un soldado israelí

Ya era conocida. Cobró notoriedad en 2015 cuando impidió junto a mujeres y niños del clan Tamimi que un soldado israelí detuviera a su hermano pequeño, que llevaba un brazo inmovilizado en cabestrillo, bajo la acusación de apedrear a las tropas. Fue recibida en Estambul por el líder turco Recep Tayyip Erdogan; compareció en un acto del Parlamento Europeo, participó en charlas en Sudáfrica sobre la situación en Palestina. Pero Ahed no fue encumbrada como un icono palestino hasta que una patrulla de la policía de fronteras se presentó en su casa de madrugada el pasado 19 de diciembre para aprehenderla por haber utilizado la violencia contra las fueras de seguridad.

La chica palestina que abofeteaba en un vídeo a los soldados israelíes | Internacional | EL PAÍS

“Con profundo pesar decido retirarme de esta campaña, porque las conversaciones actuales que la rodean socavan el sentimiento positivo e incluyente que había decidido brindar”, explicó Amena en sus redes sociales. Los mensajes, publicados en Twitter en 2014, fueron eliminados de la red social inmediatamente y ha pedido perdón por todo el “daño y dolor” que hayan podido causar. “Lo lamento profundamente”, añadió.

La primera modelo con ‘hijab’ de L’Oréal dimite por unos tuits polémicos contra Israel | Internacional | EL PAÍS