Lituania

Lo que pareció ser una combinación mítica de actores, Marilyn Monroe, Clark Gable y Montgomery Clift, se convertiría en un rodaje de pesadilla. Arthur Miller, autor del guión, no llevó bien el proceso de divorcio con Marilyn Monroe, y aprovechó el rodaje para retocar el guión con detalles no muy favorables para el personaje que interpretaba su esposa. A esto había que añadir que Huston, que se puso a fumar y a beber de forma exagerada, se dedicó a perder cada noche cerca de 20.000 dólares en un casino.

Los ocho rodajes más desastrosos de la historia del cine