Madrid

3Barcelona (España) Sightsmap permite filtrar el número de ciudades que se pueden ver en el mapa, así como ampliar áreas del mundo concretas para observar con más detalle qué puntos de una ciudad, e inluso de uno de sus barrios, son los más fotografiados. Al hacer zoom sobre Barcelona, tercera ciudad de esta clasificación, se descubren sus lugares más fotografiados: el Parc Güell (en la imagen), Casa Batlló y Casa Milà.NEALE CLARK GETTY IMAGES

Fotos: Las 20 ciudades más fotografiadas del mundo | El Viajero | EL PAÍS

Mar Espinar, concejal socialista, da su visión. “Estamos de acuerdo en proteger el edificio, pero antes hay que dar una solución a los vecinos. Están en una situación desesperada”, señala. Espinar denuncia que el Ayuntamiento de Ahora Madrid no hace nada por ayudarlos, a pesar de que cuenta con las herramientas necesarias. Coincide en su análisis con José María Uría, coordinador de la plataforma Salva Peironcely 10, una asociación que pelea por proteger la infravivienda: “David y Ljubica están en una situación dramática, la familia tiene ningún tipo de ingreso desde hace un año. Es una tragedia que se queden en la calle”.

El otro drama de Peironcely, 10 | Madrid | EL PAÍS

Respecto a los conceptos de “descentralización” y de “proximidad”, el viceconsejero niega la mayor: “Es una filosofía para que nadie se siente discriminado”, asegura, “si tienes un problema que no esté relacionado con tu condición no tienes que ir, pero si lo tienes, debes ir a la unidad, que es donde están los mejores especialistas”. En relación a esto último, Prados achaca los casos de desatención médica en transexuales a la prudencia de los facultativos: “Entiendo que un médico no quiera tratar a alguien con esta condición en especialidades como ginecología, pues puede pensar que no tiene la preparación para tratar un caso así”.

Donde la ley ‘trans’ no llega | Madrid | EL PAÍS

8. Clínicas ginecológicas. Acompañé a dos amigas a ejercer el derecho a decidir sobre su cuerpo. Es un momento jodido para cualquier mujer, por muy clara que tenga su decisión. Por eso es bonito abrazar a tu amiga, darle la mano y decirle: “Está todo bien, es tu decisión, es tu vida, es tu cuerpo, eres dueña de él y eres la única que tiene el poder de saber qué es lo mejor para ti”.

Un Madrid muy femenino | Madrid | EL PAÍS

8. Calle Doctor Fourquet. Detrás del museo Reina Sofía, en esta calle de Lavapiés, están pasando muchas cosas relacionadas con el arte contemporáneo. En los últimos años se están congregando allí un montón de nuevas galerías y forman un recorrido muy interesante. Hay que animar a la gente a que pierda el miedo y visite las galerías de arte, en Madrid tenemos un circuito estupendo que también se extiende a otras zonas.

Madrid tiene cosas muy raras | Madrid | EL PAÍS

Diakhate también perdió su móvil. No sabe exactamente cuándo. Aún aturdido por los golpes, aunque bastante mejor que el viernes, afirma que no es un delincuente y no tiene que ver nada tampoco con drogas. “Me han detenido dos veces, aunque vieron que no tenía nada, ni siquiera marihuana”, asegura.

“Estaba allí tranquilamente, solo. Un policía me empujó, después me golpeó y me caí” | España | EL PAÍS

“El primer paso de nuestro método habitual es contactar con un agente del barrio, un mediador que tenga una red social bastante amplia”, dice Pablo García Mena, de Boamistura, que en este proyecto han actuado como comisarios artísticos y coordinadores de los procesos. “Luego se organiza un taller enfocado a que los vecinos compartan reflexiones e ideas sobre su entorno y que sirva al artista para plantear propuestas”, añade.

Color a medida en los barrios | Madrid | EL PAÍS

En mayo de 1998 un grupo de personas ataviadas con monos de trabajo con la inscripción Ayuntamiento S. A. tomaron un pedazo de césped del barrio de Chamberí y lo instalaron en la plaza de Cabestreros (hoy Nelson Mandela), en Lavapiés, por aquello de que sus habitantes supieran qué aspecto tenía el verde. Entonces Lavapiés no era lo que es hoy. “Era un barrio invisible, de alquileres baratos, donde nadie quería vivir, con problemas de inmigración, drogadicción, delincuencia y donde los ancianos morían en sus pisos sin que nadie se enterara”, dice Jesús Carrillo, profesor de Historia del Arte de la Universidad Autónoma, “era un mundo en decadencia”.

Cuando Lavapiés tomó conciencia de barrio | Madrid | EL PAÍS

Para poder fijar con su cámara “el misterio de lo que hay bajo las aguas”, Muñoz aprendió a bucear como una experta. “Al fin y al cabo, los humanos somos agua”, apunta. A una profundidad de entre 3 a 5 metros y en mares cristalinos, Muñoz pasó en remojo jornadas de hasta 12 horas, en las que se comunicaba mediante signos con sus retratados, para indicarles cómo quería que se movieran. “A veces, teníamos que subir a la superficie porque era imposible entendernos”, recuerda. Así logró congelar saltos y piruetas de bailarina, un hombre con los brazos abiertos como un crucificado o desnudos envueltos en la sensualidad del plástico. Muñoz se ayudó de dos flases para potenciar la débil luz solar que deja pasar el agua y para contrarrestar la lente de la carcasa que protegía a la cámara.

Isabel Muñoz, como plástico en el agua | Cultura | EL PAÍS

La propuesta transgresora la trae el colectivo Mujeres 17/27, un grupo de 30 mujeres de ocho países. Se inspiran en las palabras de la rapera feminista fallecida, Gata Cattana: “Mi libertad no cabe ni en jaulas de plata blanca. No reconozco autoridad más allá de mi cuerpo”. A través de la danza, del movimiento, exploran el hogar compartido para todas las mujeres: su propio cuerpo (10 de marzo, 20.00). En las tablas se representará Una guarida con luz, una obra autobiográfica de un estado de coma que escribe y dirige Paloma Pedrero. Los intérpretes son personas en riesgo de exclusión social de la ONG Caídos del Cielo (23 y 24 de marzo 20.00).

Más mujeres, más cultura | Madrid | EL PAÍS

“Ha fallecido nuestro querido Casto Herrezuelo del #Palentino. ¡Gracias por tantos años de bocatas y cañas! Un abrazo a su familia #dep”, ha publicado un usuario de la red social. Herrezuelo formaba parte de la estética tan reconocible del bar, con azulejos de posguerra, luz antigua y barriles de cerveza fría. La capilla ardiente ha sido instalada en la sala 14 del Tanatorio de San Isidro, según ha informado el establecimiento en la esquela que han pegado en la puerta del bar.

Muere Casto Herrezuelo, el camarero del mítico bar Palentino, a los 79 años | Madrid | EL PAÍS