Manejos

“Los problemas y las necesidades de Bushwick no son únicos. Como las otras escuelas de Nueva York, necesitamos inversión en más guías, más consejeros, más trabajadores sociales, más práctica de justicia restaurativa, más recursos para hacer que la gente pase de secundaria a la universidad, y menos dinero en guardias de seguridad y detectores de metales”, comentó Pimentel, quien sugirió que estos programas se inicien desde grados inferiores. “Sería un sueño tener los embajadores en todas las escuelas y sé que puede lograrse, pues hay mucho dinero en el sistema para mantener a las escuelas seguras, pero esa inversión no está funcionando, lo que funciona es apoyar a los estudiantes con estas iniciativas”.

Estudiantes toman en sus propias manos la lucha contra el ‘bullying’ | El Diario NY