Marilyn Monroe

Lo que pareció ser una combinación mítica de actores, Marilyn Monroe, Clark Gable y Montgomery Clift, se convertiría en un rodaje de pesadilla. Arthur Miller, autor del guión, no llevó bien el proceso de divorcio con Marilyn Monroe, y aprovechó el rodaje para retocar el guión con detalles no muy favorables para el personaje que interpretaba su esposa. A esto había que añadir que Huston, que se puso a fumar y a beber de forma exagerada, se dedicó a perder cada noche cerca de 20.000 dólares en un casino.

Los ocho rodajes más desastrosos de la historia del cine

El rompedor montaje de la escena de la bañera en Psicosis y el hecho de que fuera acompañada de música son productos del ingenio de Alma Reville, la esposa de Alfred Hitchcock, con quien cofirmó varios guiones. “En el nacimiento de la industria del cine había muchas mujeres que fueron saliendo a medida que aquello se convirtió en un gran negocio”, explica la guionista y directora Inés Paris, que se encargará de esta “curiosa pareja”.

En la cárcel de las musas | Cultura | EL PAÍS