PARLAMENTO EUROPEO

El códice recoge un total de 300 poemas, escritos en su mayoría en latín, alemán y francés. En estos poemas se ensalza el placer por vivir y el interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y por el goce de la naturaleza, siempre con una mirada crítica y satírica hacia los estamentos sociales y eclesiásticos de la época. “Cuenta la vida de unos monjes que se dedicaban a orar y a ayunar y, cuando llega el Carnaval, deciden celebrar la fiesta”, ha resumido Carlus Padrissa, que ha insistido en defender la obra y ha opinado que la denegación del permiso por parte del Obispado es “por falta de información”. Y es que, ha reiterado, se trata de un espectáculo que, adaptado de la ópera Carmina Burana de Carl Orff compuesta entre 1935 y 1936 y se basada en 24 poemas del códice original, “viene de una obra escrita en latín y en el seno de la propia Iglesia”.

El Obispado de Santander no autoriza ‘Carmina Burana’ por ir “contra la Iglesia”

El cadmio está considerado como un contaminante ambiental y de alta peligrosidad para la salud pública. La exposición humana de esta sustancia provoca una bioacumulación del metal en diversos tejidos, lo que ocasiona un amplio espectro de efectos tóxicos que incluyen, entre otras dolencias, hepatotoxicidad, neurotoxicidad, toxicidad pulmonar, pancreática, testicular y trastornos degenerativos del sistema nervioso central.

España rechaza el plan de la CE para reducir el nivel del tóxico cadmio en los fertilizantes agrícolas

La marcha fue sobre todo una protesta contra las medidas y la presión que sigue ejerciendo las administraciones contra el lobo ibérico. Diversas comunidades autónomas siguen permitiendo la caza de estos animales y dando permisos para efectuar controles para poder capturar ejemplares con el argumento de que ocasionan daños. Todas estas organizaciones (con el apoyo reciente de un informe del Parlamento europeo) sostienen que es posible reducir los ataques de los lobos con medidas preventivas. “Se ha demostrado que matar los lobos no reduce los ataques; no es una herramienta útil para evitar los ataques al ganado”, añade Theo Oberhuber.

Aullidos en la Puerta del Sol

“El gobierno no me deja cerrar las centrales de carbón”. Así de directas fueron sus palabras durante su participación de la semana pasada en la citada cumbre, donde señaló que ha llegado el momento de avanzar de una manera mucho más decidida hacia “una descarbonización de la economía mundial”, para poder “cumplir con los objetivos del Acuerdo de París”.

España apoya al carbón y lastra la lucha contra el cambio climático