Premios arte

La reivindicación de Scorsese como el mejor director de cine de nuestro tiempo no puede ser más oportuna, en estos años donde la corrección política y la domesticación del arte está convirtiéndose en un peligro que amenaza las bases sobre las que se sustenta la creatividad, la libertad de expresión y la cultura. Las películas de Scorsese son tratados de ética. Es un director que nos coloca en lugares moralmente incómodos, porque nos enseña sin tapujos el tremendo disfrute que el mal proporciona a los que lo ejercen. Nos explica que las cosas no son como nos las cuentan, que la violencia, el dolor y el exceso forman parte indisoluble de los más profundos instintos del ser humano y que negarlo solo nos empuja precisamente a la sinrazón que la racionalidad se empeña en rechazar. Scorsese es un moralista, un hombre profundamente religioso que viaja en cada película a su propio infierno para buscar inspiración (y redención).

El deseo y la culpa | Cultura | EL PAÍS

4Aisha, de 14 años, fue secuestrada por Boko Haram y obligada a inmolarse en una misión suicida. Tras ser atada con cinturones explosivos, Aisha consiguió ayuda y logró evitar su muerte y una catástrofe. Imagen tomada el 21 de septiembre de 2017 en Maiduguri en el estado de Borno (Nigeria). Fotografía nominada en la categoría ‘Photo of the Year’ del fotógrafo australiano Adam Ferguson para el New York Times.ADAM FERGUSON / THE NEW YORK TIMES

Fotos: Las imágenes seleccionadas para el World Press Photo 2018 | Cultura | EL PAÍS

Una vez entregados los premios, la exposición anual dedicada a los ganadores podrá verse a partir del 14 de abril en la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva) de Ámsterdam. A esta cita llegarán las 160 fotos de 42 fotógrafos de 22 países elegidas por el jurado. Barcelona y Sevilla acogerán luego la muestra en el curso de su gira mundial. Con sede en la capital holandesa, la fundación World Press Photo se creó en 1955, aunque no organizó el concurso en dos ocasiones por falta de fondos. El apoyo del periodismo fotográfico y el acceso e intercambio de información gráfica son sus principales objetivos.

La imagen de un venezolano envuelto en llamas, World Press Photo 2018 | Cultura | EL PAÍS

En 1962, cuando los empresarios textiles de Ahmedabad pensaron en construir una escuela de negocios, el laureado les habló de Louis Kahn. El autor del Museo de Arte Kimbell murió cuando regresaba de una de las visitas de obra. No vio nunca su edificio terminado. Pero dejó la marca de las bóvedas en ese museo que, por entonces, levantaba en Texas. Ni Doshi olvidaría las lecciones de Kahn ni Kahn dejaría pasar las de Doshi. De su “gurú”, así lo llama, Le Corbusier, había aprendido el uso del hormigón y el lenguaje moderno. De Kahn, que lo arcaico depurado mantiene su vigencia.

El arquitecto indio Balkrishna Doshi gana el premio Pritzker | Cultura | EL PAÍS