Videojuegos

El experimento duró ocho semanas y los participantes tenían que rellenar diferentes cuestionarios con preguntas relacionadas con su conducta del día a día. Apenas se detectaron inclinaciones violentas entre los integrantes de uno y otro grupo. Lo que para estos expertos demuestra que decapitar a oponentes, fracturar columnas o empalar a enemigos digitales no tiene por qué tener ninguna consecuencia en el comportamiento que esos jugadores tendrán después en la vida real.

Los videojuegos violentos no fabrican asesinos

En qué estás trabajando ahora…

Pues estoy dibujando la serie de Batwoman con la guionista Marguerite Bennet, el colorista John Rauch y el rotulista Deron Bennett. Batwoman es mucho más que la versión femenina de Batman. Es hija de militares. De niña fue secuestrada por teroristas junto a su madre y hermana gemela, las cuales terminaron asesinadas por los terroristas. Ya de adulta se alista en el ejercito, pero es expulsada por tener una relación con otra mujer. Toda está cadena de acontecimientos la llevará a convertirse eventualmente en superheroina. Así que como puede verse aun hay más personajes LGTBQ en DC Comics.

Por qué el cómic de superhéroes sigue tan escaso de personajes LGTB+ | Tentaciones | EL PAÍS

El entusiasmo de los asistentes a esta 30ª edición del festival creció con el anuncio del pase “sorpresa” de Ready Player One convertido en la première mundial del largometraje. A él asistieron casi todos sus protagonistas, Tye Sheridan, Olivia Cooke y Ben Mendelsohn, además del mismísimo Spielberg, que con su sola presencia se llevó los vítores del público mientras presentaba una película, como dijo, “hecha con una gran ambición”.

Steven Spielberg estrena por sorpresa ‘Ready Player One’ en el SXSW | Cultura | EL PAÍS

La decisión de Paola Antonelli en 2012 de incluir en la colección de MoMA de Nueva York (uno de los museos de arte moderno más prestigiosos del mundo) varios videojuegos como ejemplo de diseño interactivo, no fue tan trascendente como la Fuente de Duschamp, pero provocó un pequeño terremoto en el mundo del arte. En una coferencia TED ella misma ironizaba sobre la cerrazón mental de los críticos: “apareció otro artículo muy pretencioso, que salió en The New Republic, tan pretencioso, de Liel Leibovitz que decía: ‘El MoMA ha confundido videojuegos con arte’. Otra vez. ‘El Museo pone el Pac-Man junto a Picasso’. Otra vez. ‘No entienden la idea’. Discúlpame. Tú no entiendes la idea.

La mujer que abrió el MoMA a los videojuegos