El xenófobo Wilders clama contra la “islamización de Holanda” en una marcha en Róterdam | Internacional | EL PAÍS

Entre los manifestantes había también miembros de la Unión del Pueblo Neerlandés, de inclinación neonazi, y partidaria de unir Holanda y Flandes. A su vez, portaron banderas seguidores del movimiento nacionalista holandés Voorpost, que propugna una fusión similar aún más amplia, con los blancos de origen holandés de Sudáfrica. Y Pegida, el grupo de extrema derecha germano. La policía de la ciudad portuaria estaba “preparada para todo”, y de ahí que el partido Nida, de inspiración musulmana y aspirante a las elecciones municipales del próximo marzo, haya repartido café y galletas en la estación central de ferrocarril a modo de “calurosa bienvenida”.

Continuar leyendo …

Esvásticas que se convierten en arte en las calles de Berlín

El grupo ya ha transformado en arte alrededor de 25 esvásticas y su iniciativa está comenzando a ser copiada por personas en otras ciudades como Hamburgo, Kiel y Bremen. Omari ideó este proyecto en el año 2015 cuando un hombre entró en su tienda para comprar algunas latas de pintura en spray para cubrir una esvástica en un parque donde había estado jugando con su hijo.

Continuar leyendo …

Desigualdad: Aporofobia, el miedo al pobre que anula la empatía | Opinión | EL PAÍS

El odio al pobre se expresa también con los excluidos del propio país. Según el Observatorio Hatento, una iniciativa de las entidades sociales para denunciar agresiones a las personas sin techo, el 47% de quienes viven en la calle han sido víctimas de delitos de odio. Por su situación de exclusión, son también los más indefensos. La recesión económica ha exacerbado el miedo a la pobreza porque nos ha hecho ver que todos somos vulnerables. Que el mejor empleado de la empresa más segura puede quedarse de repente en la calle sin medios de subsistencia.

Continuar leyendo …

La última afroamericana en la Casa Blanca deja el cargo

La decapitación de Manigault –que seguirá cobrando su astronómico sueldo hasta el 20 de enero– se debería a haber chocado con dos de las personas más influyentes en el ala oeste, Kelly y el yerno Jared Kushner, en sus ansias de poder. “Cuando pueda contar mi historia, es una historia profunda que sé que el mundo va a querer escuchar”, ha amenazado. En la Casa Blanca se dice que algo cambió en ella cuando Trump no condenó las manifestaciones supremacistas de Charlottesville. Ahora, el único afroamericano con una buena posición en el Gobierno es el creacionista Ben Carson, secretario de Vivienda.

Continuar leyendo …